miércoles, febrero 24, 2010

¡Un auriga encima de un banco!

Tras rebuscar entre mis fotos y ver que entre las de flickr también aparecía eso, decidí escribir sobre el auriga (que ahora pondré una explicación sobre quién o qué es) y qué se supone que hace una (bueno realmente hay más, pero como sólo veis una lo dejaremos así) encima de una sucursal del banco BBVA.

¿Vosotros qué creéis que hacen ahí dos estatuas con cuatro caballos? ¿Acaso se creen que ellos son unos esclavos que tiran de nosotros? ¿Les parecía que quedaban bien? ¿O simplemente están locos?



Lo que veis aquí es el auriga sobre una cuádriga:


A ver si mi explicación os convence del por qué de su uso:

Un auriga, según nuestra gran panacea, es un esclavo que debía conducir una biga o cuádriga - un carro tirado por dos o cuatro caballos, el cual usaban como medio de transporte - se usaba sobre todo en el ejército. Como la vida del pasajero estaba en manos del auriga, éste era normalmente un esclavo de confianza para el que lo elegía.

Usaban tanto este término que se llegó a denominarse auriga a cualquier conductor de estos vehículos.

Durante la época Imperial romana se extendió como método de ocio las carreras de caballos conducidos por aurigas, que seguían siendo esclavos o, en alguna excepción, libertos. Tenían varias categorías dependiendo de los caballos que tiraban del carro, siempre en números pares (aquí un ejemplo: 2, 4, 6, etc.), desde el dos hasta el 10.

Si éstos llegaban a acumular mil victorias (decidme: ¿era mucho o poco?) recibirían la categoría y nombre de miliarios, quienes eran asquerosamente famosos y ricos.

Y ahora, sabiendo quienes eran los aurigas, tenemos que saber que hacen estas dos enormes estatuas con cuatro caballos sobre la azotea de uno de los bancos del BBVA (ojalá me pagarán por hacerles publicidad) más grandes de la calle Alcalá en Madrid construido en 1923.

La relación, pienso, es que intentan recalcar el poder que tenían los bancos en aquella época, representando que ellos "tiraban" de nosotros para alcanzar un bienestar económico gracias a ellos y a la Bolsa, tan socorrida en esos años.


EDITADO: Sí tengo una foto en la que salgan las dos estatuas.



11 comentarios:

Ana dijo...

Espera que cierre la boca...
Me alegro de leer un artículo tuyo en lugar de ver tus palabras en los comentarios. Esto es lo que se llama "trabajo voluntario" y merece una felicitación, al menos por la originalidad. Enhorabuena por el artículo, Kike, apúntate un positivo.

Isra dijo...

¿Dónde está sacada la foto?
Por la pose del "auriga" parece un dios y, por lo tanto, la explicación podría ser otra.
De todos modos felicidades por publicar.

Isra dijo...

Vale, debo recordar: mira la etiquetas, mira las etiquetas...

Kike dijo...

Ana que susto con lo de: 'Espera que cierre la boca...' Ufff; pensé que había hecho algo garrafal xD.

Isra es verdad que son pocas etiquetas, pero creo que son suficiente. Aunque si se me ocurre alguna la pondré, gracias por recordármelo.

Es verdad que la primera (sacada de Flickr) parece un dios- lo había pensado- pero, no se me ocurrió una resemantización mejor que ésta: que el banco se creyera de los mejores hasta el punto de estar junto a los dioses.

También lo pensaré a ver si puedo mejorarlo.

Isra dijo...

Kike, lo de las etiquetas lo decía por mí.

Andrea dijo...

Gran trabajo Kike. Nunca había pensado que esas estatuas ahi representaban algo. Pero con estas publicaciones te das cuenta que todo se hace por algo, por un antepasado.

Enhorabuena!

Mara.gg dijo...

¡¡¡ Que chulo !!!, me ha gustado mucho tu artículo, has hecho un gran trabajo, me ha quedado clarísimo y lo más importante... ¡¡me has convencido!!

Nicolás dijo...

Kike, la verdad es que ha sido una buena entrada bastante interesante. felicidades! :)

Juanjo dijo...

Como siempre: fantásticos. No puedo añadir nada más.

(Sólo una pega: revisa el enlace de ''panacea'', ya que te lleva a la primera pantalla de Wikipedia).

Kike dijo...

Gracias por lo comentarios, Andrea llevas razón es que hay referentes en todo u.u

Y Juanjo, la gracia del enlace es que con panacea me refiero a la wikipedia, como lo que nos soluciona los problemas... XD

Roncalis dijo...

La posición de los aurigas del Banco Bilbao no hay duda que es del todo antinatural, cuanto más porque ni siquiera llevan riendas en las manos y sí sostienen en cambio una especie de escudo o similar. Luego están esos cascos tan del siglo XIX. Diría uno que es arte exhibicionista del banco en su día más que arte a secas.