viernes, marzo 13, 2015

La belleza es algo relativo, ¿no?

Buenas a todos.
La gente me conoce por el nombre de Henry, aunque la verdad es un nombre que ya me aburre debido a que todo el mundo del pueblo en el que vivo me busca para que les realice las maravillas que hago con mis manos. Cierto es que mi aspecto físico no es agraciado, ya que siempre ando desaliñado, con bar
ba, el pelo largo y alborotado. Mi cara tampoco es que sea de las más agradables a la vista ya que es algo deforme, al igual que mi cuerpo que está algo mal formado y además cojeo.
Muchas veces pienso que la causa de mi cojera es mi propia madre, que al abandonarme lo hizo con tanta rudeza que me provocó éste problema. Por suerte dos mujeres decidieron cuidar de mi pese a  mi malformidad y gracias a sus cuidados conseguí hacerme un hombre gentil además de herrero y desde ese momento tengo martillo en mano con el que crear auténticas obras de arte. Aún siendo grotesco todo lo que creo posee una gran belleza y toda la gente del pueblo es consciente de ello ya que siempre me encargan trabajos con los que quedan sorprendentemente gratos. Gracias a ello conseguí casarme con la mujer más bella de la tierra, aunque muy a pesar mío sabía que ésta me era infiel, y no eran sospechas, no, sino que me las arreglé una tarde para encontrarlos en pleno adulterio. Aún así no me rindo fácil y para mantener la llama de la pasión viva intenté mantener relaciones con una bibliotecaria aunque lo admito, me volví un poco descabellado y la forcé un poco en la trastienda, tiempo después me enteré de que tuve un bastardo, uno de tantos... Porque no seré hermoso pero si lo suficiente listo como para cortejar a una mujer, aunque a veces los métodos no sean los más adecuados. En definitiva soy sólo eso, un humano con mis rarezas. 











2 comentarios:

Mari Blanco García dijo...

La verdad es que tu mujer no se ha portado muy bien contigo, además de que te enteraste en la fragua donde trabajas de la infidelidad de tu mujer y se enteraron todos tus compañeros.

Esther Ruiz dijo...

Pero yo fui muy listo, e hice que toda la familia les pillara a ella y el amante manos en la masa. Soy algo retorcido y vengativo.