domingo, mayo 25, 2014

¡A seguir buscando referentes!

Hola a todos una vez más, el curso ha llegado a su fin, después de nueve duros meses. Durante todo este tiempo, Ana, nos ha mostrado la gran cantidad de referentes clásicos que encontramos en cualquier lugar. A mí, al principio, me costó bastante y todos los días le decía, -Ana yo no sirvo para esto, no veo referentes por ningún lado-, pero poco a poco, a medida que iba pasando el curso, iba viendo más, en las tiendas, en películas...

Ha sido una asignatura, que no solo nos ha enseñado a encontrar referentes clásicos, sino que nos ha enseñado a encontrarlos en anuncios, películas, canciones..., en lugares en los que jamás hubiera pensado que habría un referente.

Es una asignatura divertida, amena, participativa, positiva... No tenía muy claro lo que era al principio pero cada día aprendíamos cosas muy interesantes. Además, lo de escribir en el blog a mí no me gustaba mucho, pero así también aprendemos. Para mi quizá eso ha sido lo más difícil, porque me daba mucha vergüenza que la gente leyera lo que yo escribía, pero también a eso me ha ayudado ésta asignatura.

A continuación voy a hacer un repaso de todo lo que hemos hecho durante el curso:

-El primer trabajo que hicimos fue encontrar el referente del dios que nos tocara (a mí me toco Apolo) en la publicidad y exponerlo en clase.
-El segundo consistía en elaborar un anuncio que tuviera un referente, yo en este casi escogí a Zeus y lo relacione con una empresa de energía eléctrica.
-En el tercero debíamos encontrar un referente en la música, en una canción. Éste fue uno de los trabajos más divertidos para mí.
-El cuarto trabajo fue interpretar a una persona que sufriera un síndrome y subirlo al blog en forma de carta o de diario. A mí me toco interpretar el síndrome de Ulises o del emigrante.
-Y el quinto y último trabajo consistió en encontrar referentes clásicos en series o en películas.

Ha sido una asignatura que aunque al principio no tenía muy claro en que cosistía poco a poco me ha ido gustando más y espero que a los que estén con vosotros el año que viene les acabe gustando tanto como a mí.

Un abrazo muy fuerte, hasta siempre y ¡a seguir buscando referentes!