martes, mayo 26, 2009

Michelle Jenner, diosa moderna de la belleza

Sin duda el mundo de la publicidad es un lugar donde cabe todo tipo de temáticas, estrategias...¿y por qué no utilizar para ello referencias clásicas? Mi primer trabajo sobre referentes clásicos en la publicidad es sobre el spot publicitario del champú Herbal Essences protagonizado por la actriz, Michelle Jenner.
Lo he relacionado con el tópico clásico del Locus Amoenus, este consiste en la descripción idealizada de un paisaje, con elementos naturales que se repiten y que tienen como objetivo crear un ambiente perfecto.
En este anuncio, la actriz aparece en una playa paradisiaca, de arena blanca, aguas cristalinas, de colores alegres, donde corre una agradable brisa mientras ella se balancea en la tumbona...
Claramente lo que se pretende es idealizar el producto ya que, recordemos, que la característica que se quiere destacar de éste siempre ha sido su aroma a frutas, y la belleza y volumen que da al cabello, como un la luz del sol en un día de playa.
En este anuncio también he observado que la elección de la actriz para el anuncio no ha sido de casualidad, todo lo contrario, se la eligió por su belleza, naturalidad, y frescura...¿no os recuerda todo esto a la diosa Afrodita (Venus)? Recordemos que es la diosa de la belleza, el amor, es una diosa joven de hermoso cabello...nacida de la espuma del mar ( ¡qué casualidad, también está relacionado con el mar del spot!), además de ser diosa de la lujuria, y como dice la actriz al principio del anuncio " ¿Sabes lo que me hace sentir sexy? La pasión y mis rizos" . Todas estas características se ven claramente reflejadas en Michelle Jenner, una joven actriz que causa furor entre los hombres y envidia entre las mujeres, para que negarlo.



4 comentarios:

LUCC dijo...

Muy bien Eva. Yo lanzo una pregunta al vuelo y que la cace quién quiera. Si continuamente en la publicidad y en otros ámbitos se hace alusión a un referente clásico como es este tipo de belleza, ¿por qué no se sigue con la estética pálida de caderas anchas y cuerpos gruesos? Seguro que peco de listillo y tiene una respuesta bien fácil, comentadme.

Saludos
Ex sogradargos, todavía con referentitis

Ana dijo...

¡Qué bien, Lucas! Me alegra leerte por aquí, es genial que sigas acordándote de este espacio que es también tuyo. A ver si se animan a contestarte pronto, a pesar de las fechas (¿no te acuerdas del final de 2º de bachillerato? terriblemente angustioso).
Eva, el artículo está muy bien, enhorabuena.

eviita dijo...

Me ofrezco voluntaria para responder a tu pregunta Lucas ;)
Yo creo que si los ideales de belleza han cambiado ha sido, simplemente, por ese afán del ser humano a conseguir lo inalcanzable.
Antes, tener una buena alimentación y una piel blanca era cosa de las clases sociales con mayor poder adquisitivo, que no tenían que trabajar bajo el Sol y sí podían pegarse sus festines.
Actualmente, lo inalcanzable,lo realmente difícil ahora que todos tenemos una mayor calidad de vida, y podemos darnos grandes atracones de comida, es resistirse a la tentación.

¡Un besooo!

LUCC dijo...

Pero si se tiene por belleza a cuerpos casi esqueléticos y pieles tostadas... me recuerda a los niños malnutridos africanos ¿eso es bello?

Suerte con selectividad!