martes, mayo 26, 2009

La verdad sobre uno mismo

¿Me echabais de menos? Lo sé, hace muuucho que no me paso por aquí, pero bueno ¡mejor tarde que nunca!


El trabajo que a continuación trataré es sobre referentes clásicos en películas, concretamente, el mito de Edipo en la película de "El sexto sentido" (1999).
Los humanos nos pasamos la vida buscándole a ésta un significado, una finalidad y, a costa de ello, muchas veces olvidamos mirar en nuestro interior y preguntarnos: “¿Quiénes somos?”. ¿Realmente merece la pena buscar un sentido a la vida si ni siquiera conocemos a nosotros mismos?
Bajo el supuesto de un psicólogo que ha de ayudar a un niño que cree ver fantasmas, M. Night Shyamalan trata este tema acercándonos a un Bruce Willis que ve cómo las piezas de su vida no encajan sin saber por qué.
Desde un terror, más que físico, psicológico acompañamos a nuestros dos protagonistas a lo largo de un sinfín de estremecedoras situaciones. Una madre que no sabe entender lo que le sucede a su hijo, un niño pequeño que no sabe por qué tiene la habilidad de ver a los muertos y comunicarse con ellos, y un hombre que al tratar de ayudar a los demás se ha olvidado de sí mismo.
Es imposible no encontrar paralelismos entre el Malcolm Crowe de Willis, y Edipo rey. Dos hombres aparentemente fuertes, entregados al servicio de los demás, de quienes dependen de ellos, siempre luchando por la gente a su cargo. De cara al final de cada una de las historias, ambos descubren una terrible verdad sobre ellos mismos. Malcolm Crowe descubre que realmente, el niño al que está tratando, realmente puede ver a los muertos, y si puede verlo a él, es porque él también lo está, lo que hace que todo encaje: el por qué su mujer estaba tan fría con él, por qué nada a su alrededor tenía sentido y por qué no se sentía él mismo.
Edipo, por otro lado, se entera de que él es el verdadero asesino del anterior rey de Tebas, su padre, y que está casado con su madre biológica. Él es el verdadero culpable del caos y el sufrimiento que está viviendo su pueblo.

¿Cómo deben sentirse dos hombre como ellos cuando se dan cuenta que todo lo que ellos creían real, desaparece en un momento por no haber sabido la verdad sobre ellos mismos?


2 comentarios:

Ana dijo...

Es genial, Eva, un referente muy bien explicado: conocer la verdad no es siempre agradable y en ocasiones es mucho más sorprendente de lo que nos esperamos. Sin duda, la película lo demuestra perfectamente. Enhorabuena por el artículo.

Patrick dijo...

Eva, sinceramente, es un referente muy bueno y muy bien explicado. Yo te daría un 10
;)