lunes, enero 19, 2009

Mas vale curar, que prevenir


Un grupo de amigos, constituido por Álvaro, Ramón, Sindy, Claudia y Juan Enrique mantenían una gran amistad que les llevaba a disfrutar de todas sus actividades juntos; iban a clase juntos, estudiaban juntos, hacían deportes conjuntamente y como no, salían junto a otros amigos de fiesta. Este grupo tenia una edad aproximadamente igual en todos, rondaba los 24 años cada uno y estaban a punto de acabar su carrera universitaria. El grupo, aparentemente responsable, tenía un gran defecto que solo una de ellos admitía, esta era Claudia, estaba harta de que al salir de fiesta, sus amigos se emborrachasen sin mas, sin respetar un turno para el que conducía y decidió hablar seriamente con Ramón, el cual era su novio desde hacia unos años. Claudia advertía constantemente a Ramón de que sucedería cualquier día una desgracia, que cualquier día la falta de responsabilidad del grupo acataría con consecuencias muy graves para mucha gente, y pidió que por favor hablase con ellos a lo que Ramón se negó, diciendo que nunca había pasado nada, salvo alguna multa de tráfico y que no pasaría nada más que eso, que estuviese tranquila. Días después Claudia insistió a Ramón, y volvió a resurgir la ignorancia de este ante la afirmación de que algo malo iba a suceder, lo que provocó una discusión y varios días de enfados entre ellos, lo que desencadenó la resignación de Claudia y alzó el orgullo de Ramón. Claudia no dijo nunca nada más con tal de no molestar a quien era su novio y su grupo de amigos, los cuales mediante la discusión entre ella y Ramón se habían informado de la opinión que tenia Claudia, pero pese a saberla actuaron como si nada, alguno hasta le recriminó que era una desconfiada y que había decepcionado al grupo.
El sábado de esa misma semana, el grupo de amigos, con la discusión aparentemente calmada y casi olvidada, decidió salir a la discoteca mas popular de la ciudad, bebieron todos, sin pensar en lo que había sucedido, en la molestia que esto podía causar a Claudia e ignorando cualquier peligro, solo querían divertirse. A la hora de irse, cogieron el coche, como siempre que salían a fiestas, bajo los efectos del alcohol, pero ese día sería diferente. Ramón quién conducía, se vio ante una dificultad en el tráfico la cual no pudo controlar debido a su estado ebrio, esto provocó un aparatoso accidente contra otro coche. La desgracia estaba servida, murieron los usuarios del coche contra el que se chocó el grupo de amigos y, del grupo de amigos, no murió nadie salvo Claudia, la única que valoraba los peligros por los que pasaba, que resignada, y por su novio y amigos se dispuso a asumir.

9 comentarios:

Cristina Mas dijo...

Muy actual tu historia. (:
No tengo ni idea de que mito es =S, solo me suena lo que Claudia advierte a los demás y al ignorarla mueren todos menos ella.

Xavi! dijo...

Pero ha sido al reves, sólo a muerto claudia,no? Cristina que ni lo has leido!

A mi me parece un perfecto spot publicitario contra la prevención de alcohl si hay que conducir.

Mito ponle freno! xD

Anónimo dijo...

¿podría ser Casandra?

Cristina Mas dijo...

¡CLARO QUE ME LO HE LEIDOOO!Pero lo entendí mal, lo acabo de leer de nuevo y tienes razón xD!
No se por que pero me suena a alguna película..=S!

Silvia dijo...

El mito no se cual es.. No me suena de nada.
De la historia el final si me lo imagino, los amigos deberían llevar una culpabilidad encima..

Esta muy bien Armando

Un beso

Silvia dijo...

Armando una cosa sin mala intención, el título está puesto así aposta? Es que no lo entiendo..

Al contrario "Más vale prevenir que curar" si que lo había oído.

eviita dijo...

Yo estoy con el Anónimo...también creo que es el mito de Casandra en la guerra de Troya =)

Anónimo dijo...

El titulo claro que esta asi aposta, relacionalo con la historia y lo entenderas mejor.

El mito es el Casandra.

Armando

zoe dijo...

También opino que puede ser el mito de Casandra porque ella tenía premoniciones sobre la Guerra de Troya igual que le ocurre a Cladia que intuía lo que podía ocurrir cuando cogían el coche habiendo bebido. Pero a ninguna de las dos les hacían caso.
El trabajo es bastante interesante y divertido ya que tienes que buscar su correspondiente mito e intentar buscar parecidos.
Siento no haberos acompañado en la excursión de Castellón, pero justo ese día tenía un exámen.

Un saludo desde Almazora.