martes, enero 20, 2009

Ruta por Castellón

  • TEATRO PRINCIPAL
El Teatro Principal de Castellón se encuentra en la plaza de La Paz. Fue inaugurado en el año 1894 con la obra "El ángel guardián" y, más tarde, en 1999 fue restaurado y remodelado.
Su descripción se basa, acorde con el gusto de la burguesía local del momento, en la arquitectura neoclásica, cuyos elementos característicos son:
- Un concepto de belleza basado en las líneas, la simetría y las proporciones sujetas a las leyes de medidas y matemáticas.
- Tiene mayor gusto por lo arquitectónico que no por lo decorativo.
- Emplea elementos básicos de la arquitectura como columnas, orden dórico y jónico, bóvedas..


Así pues, en el teatro podemos ver elementos como:

- La sima y el frontón correspondiente a ambos órdenes, apareciendo en el último el relieve de dos grifos, el retrato de un hombre, quien seguramente será Apolo y el año en que fue inaugurado el teatro.
- Las columnas de orden jónico en las que se pueden observar las volutas y un relieve liso.
- El retrato de tres hombres que corresponden dos de ellos con Calderón de la Barca (el del centro) y André Bretón (el de la derecha).

Es en la sima y el frontón donde aparecen los elementos relacionados con la mitología y el dios Apolo.

En la mitología griega y romana Apolo es uno de los más importantes y multifacéticos dioses olímpicos. Es hijo de Zeus y Leto y hermano gemelo de la cazadora virgen Artemisa. Apolo ha sido reconocido como el dios de la luz y el sol, la verdad, la profecía, el tiro con arco, la medicina y la curación, la música, la poesía y las artes. Como Apolo era el jefe de las musas y director de su coro, actuaba como dios patrón de la música y la poesía. Hermes, que es el dios de los literarios y poetas, entre otras cosas, creó la lira para Apolo y el instrumento se convirtió en un atributo común en él, es por ello que aparece justo en el pico de la sima del Teatro Principal de Castellón.

La lira es un instrumento musical parecido al arpa, pero más pequeño que se tocaba con las dos manos. Es un instrumento de cuerda punteada primitivo, con forma de ábaco, cuyo origen los griegos atribuyeron a Hermes. Fue el instrumento que tañó Orfeo y que acompañaba a Apolo como símbolo de la cultura y la música.

Además, en el frontón aparecen los grifos: criaturas mitológicas, cuya parte superior es la de un águila gigante con puntas doradas, afilado pico y poderosas garras. La parte inferior es la de un león, con pelaje amarillo y musculosas patas y cola.
Una leyenda griega relata que el dios Apolo había ido a buscar grifos y regresó a Grecia cabalgando sobre los lomos de uno de ellos. Estaban consagrados a Apolo y vigilaban sus tesoros para protegerlos.

Por último, también en la sima, aparecen las figuras de las esfinges (una a cada lado), criaturas con rostro y pecho de mujer, patas y cola de león y alas de pájaro. Aunque en un principio han sido tratadas como monstruos salvajes, más tarde se les ha atribuído la sabiduría, el don de la palabra y el valor, elementos por lo que aparecen muchas veces en las entradas de edificios como bibliotecas y en este caso en un teatro, ya que estos dones son necesarios en este arte tan maravilloso.


Pero no sólo existen referencias de Apolo en la arquitectura, también en los textos. Aquí ponemos un ejemplo de uno de ellos, el cual ha sido extraído de un releto de Ovidio que cuenta la historia de Apolo y Dafne.


"Hijo de Júpiter soy, y adivino el porvenir y soy sabio del pasado. Yo inventé la emoción de acotar el canto al son de la lira; mis flechas llegan a todas partes con golpes certeros. Mas, ¡ay!, que me parece más certero quien me dio en mi blanco. Siendo el inventor de la medicina, el universo me adora como a un dios bondadoso y benefactor. Conozco la virtud de todas las plantas.... pero ¿qué hierba existe que me cure la locura de amor? Se conoce que mis méritos, útiles para todos los mortales, únicamente para mí no tienen poder ni prodigio”.


En conclusión decimos que esta referencia a la mitología es sólo uno de los muchos ejemplos que hay, ya que en todas las ciudades se encuentran presentes tanto en arquitectura, como en pintura etc. Sólo hay que tener los ojos bien abiertos y ver los REFERENTES CLASICOS que existen hoy en día.




Ester García Vallejo y Silvia Marcos García

7 comentarios:

Ana dijo...

Las más rápidas a este lado del Mijares :-)
Estoy intentando poneros una sorpresita pero veo que no he sido la primera.
Enhorabuena por el trabajo.

elgreco dijo...

Muy buen artículo, sí señoras.
Sólo quiero hacer un añadido y una corrección. Las tres efigies de la fachada del teatro pertenecen a Calderón de la Barca, como bien decís, y a Tomás Bretón y no André Bretón, que nada tienen que ver.
La tercera efigie es la de Adelardo López de Ayala

Creo que la corrección era necesaria.
Por lo demás, buen artículo, bien redactado y estructurado.
¡Adelante!

Esther dijo...

Enhorabuena por el artículo tan interesante que nos habéis presentado, es una pena que no pudieramos acompañaros en vuestra excursión, seguro que descubrísteis un Castellón inédito y os sorprendísteis de los muchos referentes que se pueden ver.

santi dijo...

Enhorabuena por el trabajo bien hecho. Seguro que habéis aprendido mucho, y deduzco que lo habéis pasado también en grande preparándolo.

Xavi! dijo...

Vaya que rapidez, el mio hasta después de fiesta no penseis verlo por aqui.

hasta luego

Silvia dijo...

Me alegro que os haya gustado :)

ElGreco, muchas gracias por la corrección, la verdad es que esa parte no la teníamos muy clara porque en las imágenes que teníamos no podíamos ver muy bien el nombre que estaba escrito.

Muchas gracias por pasar :)

Gemma dijo...

Felicidades por vuestro trabajo, muy interesante.