jueves, abril 19, 2007

El guiño de Apolo.



Hola de nuevo! Hace un par de días hice un viaje a Barcelona con la clase(Meys también venía^^) y quiero compartir algo con vosotros, en fín, es un poco anecdótico^^, era un viaje de compañeros, donde entre otras cosas, íbamos a visitar el Museo Dalí ,ver una obra de teatro…en fin…otro de los planes fue pasear por las ramblas, las ramblas es una avenida en la que siempre que he estado me he despistado, hay tanto por ver… entre otras cosas si hay algo que abunda son los mimos, y a mí me encantan los mimos y no puedo evitar mirarlos durante el rato que puedo (hasta que siento un tirón de la manga o un grito que amenaza con un: “Te perderás”).Desde que era pequeña iba con mis padres a Barcelona, por cosas de familia , la cosa es que mis padres siempre me compraban una cámara desechable para que hiciera mis fotos…y siempre eran mimos de las Ramblas(a los 3 años de ir a Barcelona dejaron de comprarme cámaras desechables xD), me fascinaba la facilidad con la que permanecían inmóviles ante las miradas de tanta gente, era feliz ,ahora que me he hecho mas mayor sé que la felicidad puede ocurrir en cualquier momento y que no se debe perseguir, los mimos me hacían y me hacen sonreír n_n.
Este año volví a tropezar con muchos mimos, pero este fue increíble, me quedé sola y mi grupo avanzo muchísimo, pero valió la pena, era tan real…se estaba disfrazando para transformarse y antes de empezar, ¿sabéis lo que dijo?:
“¡¡¡Miren!!¡¡¡¡Miren! Miren lo que me pasó por perseguir un amor. He sido castigado a florecer eternamente! .He sufrido sin ser correspondido”
Si hubierais visto la cara de estúpida que se me quedo…yo sabia que los referentes volaban…¿¿pero hasta allí?? Y pensé :“¡¡¡REFERENTE!!!!...Pobre mimo…el amor es como una flor, pero es necesario tener el valor de ir a buscarla al borde de un horrible precipicio, y el había caído...Al igual que en la historia de Dafne que perseguida por Apolo, a quien Eros había disparado una flecha dorada para que se enamorase de ella, pues estaba celoso porque Apolo había bromeado sobre sus habilidades como arquero, y también afirmaba que el canto de éste le molestaba. Dafne huyó de Apolo porque Eros le había disparado a su vez una flecha con punta de plomo, que provocaba desprecio y desdén. Durante la persecución, Dafne imploró ayuda al dios del río Peneo, quien la transformó en laurel, árbol que desde ese momento se convirtió en sagrado para Apolo. Ese mimo estaba encarnando esa transformación…y a mi se me estaba cayendo la baba, pero me tenia que ir…malditas prisas!! ¿¿Pero sabéis a una cosa?? Yo creo que el mimo noto mi cara de pena, y se debió entristecer(xD) por eso de que lo mas triste es ver la tristeza de una persona alegre y a mi me paso algo parecido al recordar la historia y antes de irme me guiñó un ojo…y en ese momento si hubiera llevado chistera me la hubiera quitado, brillante transformación! Mas tarde, ya en casa, pensé en una frase: Sólo el amor nos permite escapar y transformar la esclavitud en libertad, pero me di cuenta de que esto no le servia al mimo, que lo suyo era mas bien todo lo contrario.Desde aquí un homenaje al mimo.
Rosana Peña.

10 comentarios:

Ana dijo...

Rosanna, tu sensibilidad es admirable. Has escrito un artículo fantástico, completo, rico, emocionante ... digno de encontrarse entre los clásicos. Me encanta la forma que tienes de transmitirnos el instante y hacerlo eterno.

Muchas gracias por hacernos vivir a través de tus palabras todos esos maravillosos sentimientos que nos describes en tus posts. Me siento muy afortunada por tenerte como alumna. Gracias a alumnos como tú, los profesores nos mantenemos en la brecha: sí vale la pena.

elgreco dijo...

Me gusta especialmente el inicio del artículo; tiene un estilo narrativo fresco y directo (habrá que mejorar bastante la puntuación - comas, puntos, puntos y coma - y los acentos, eso sí). En todo el artículo hay que decir que hay frases muy interesantes ¡Qué profundidad de contenidos!
Frases lapidarias. Me gusta eso del amor-flor en el borde del horrible precipicio. Sólo con una frase tengo dudas: "sé que la felicidad puede ocurrir en cualquier momento y que no se debe perseguir". Entonces, Rosana, ¿qué busca y persigue el ser humano a lo largo de toda su vida?

barthory dijo...

Supongo que encajaría la típica frase de que “el ser humano busca incondicionalmente la felicidad” pero yo no soy dada a esta expresión...a mi parecer nuestro mundo es un mundo en el que la gente no sabe lo que quiere pero esta dispuesta a todo para conseguirlo, y si existe un secreto para la existencia humana no solo está en vivir , sino en saber también para que se vive .Si es cierto que la vida es una lucha diaria por lograr esa felicidad entonces es imprescindible ponerse metas y cuando no se llega a ellas nos frustramos( el ser humano parece no estar hecho para permanecer debajo del podium), es parte de nosotros y no nos conformamos con un simple “no ha podido ser”, de hecho estoy segura que la mayoría de los psicólogos están ocupados con náufragos de la búsqueda de la felicidad (propia), no es mejor esperar y ser sorprendido por ella? O mejor aun, ¿No es posible que la felicidad esté siempre y lo único que ocurre es que el ser humano se empeña en obstaculizarla? Alo mejor felicidad es simplemente conformarse con lo que uno es y lo importante es apuntar a ser feliz…Pero en caso de que te consideres feliz al100%..Escóndete, no se puede caminar cargado de joyas^^.
Yo creo que lo que ocurre es que no se como describir la felicidad ¿Qué es?¿Cuando se que la estoy rozando? Por que tal vez de dedique a vestir de incógnita…Esto me cuesta xD
Rosana.P.

barthory dijo...

Esta frase de las joyas la decía mi tia muchas veces aunque era algo así com "Si eres feliz escondete no se puede caminar cargado de joyas por un barrio de mendigos" xD .Era cruel.
Rosana.P

elgreco dijo...

¡Ay, la felicidad! ¿Qué es? Platón en el Banquete hace decir a Fedro: "En resumen, pues, yo, por mi parte, afirmo que Eros (amor) es, de entre los dioses, el más antiguo, el más venerable y el más eficaz para asistir a los hombres, vivos y muertos, en la adquisición de virtud y felicidad".
En el Gorgias de Platón, éste hace decir a Sócrates:
"Sostengo que el que es bueno y honrado, sea hombre o mujer (es curiosa esa matización, eso lo digo yo), es feliz, y que el malvado e injusto es desgraciado".
El libro I de la Ética a Nicómaco de Aristóteles está dedicado a la felicidad. Te aporto algunos fragmentos (como no quería teclear he copiado y pegado una traducción en castellano antiguo que lleva por encabezamiento De las Éticas o Morales de Aristóteles, escritas a su hijo Nicómaco, traducidos fiel y originalmente del mismo texto griego en lengua vulgar castellana, por Pedro Simón Abril (1530-1595, humanista, helenista y traductor español), profesor de letras humanas y filosofía, y dirigidos a la S. C. R. M. del rey don Felipe, nuestro señor; los cuales, así para saberse cada uno regir a sí mismo, como para entender todo género de policía, son muy importantes):

"Digamos, pues, resumiendo, pues toda noticia y toda elección a bien alguno se dirige, qué es aquello a lo cual se endereza la sciencia de república y cuál es el último bien de todos nuestros hechos. En cuanto al nombre, cierto casi todos lo confiesan, porque así el vulgo, como los más principales, dicen ser la felicidad el sumo bien, y el vivir bien y el obrar bien juzgan ser lo mismo que el vivir prósperamente; pero en cuanto al entender qué cosa es la felicidad, hay diversos pareceres, y el vulgo y los sabios no lo determinan de una misma manera. Porque el vulgo juzga consistir la felicidad en alguna destas cosas manifiestas y palpables, como en el regalo, o en las riquezas, o en la honra, y otros en otras cosas.
Más perfeto decimos ser aquello que por su proprio respecto es procurado, que no aquello que por causa de otro, y aquello que nunca por respecto de otro se procura, más perfeto que aquello que por sí mismo y por respecto de otro se procura, y hablando en suma, aquello es perfeto que siempre por su proprio respecto es escogido y nunca por razón y causa de otra cosa. Tal cosa como ésta señaladamente parece que haya de ser la felicidad, porque ésta siempre por su proprio respecto la escogemos, y por respecto de otra cosa nunca. Pero la honra, y el pasatiempo, y el entendimiento, y todos géneros de virtudes, escogémoslos cierto por su proprio respecto, porque aunque de allí ninguna cosa nos hobiese de redundar, los escogeríamos por cierto, pero también los escogemos por causa de la felicidad, teniendo por cierto que con el favor y ayuda déstos habemos de vivir dichosamente. Pero la felicidad nadie por causa destas cosas la elige, ni, generalmente hablando, por razón de otra cosa alguna.
Aquello, pues, decimos ser bastante, que sólo ello hace la vida digna de escoger, y de ninguna cosa falta, cual nos parece ser la felicidad. Demás desto, la vida que más de escoger ha de ser, no ha de poder ser contada, porque si contar se puede, claro está que con el menor de los bienes será más de desear, porque, lo que se le añade, aumento de bienes es, y de los bienes el mayor siempre es más de desear. Cosa perfeta pues, y por sí misma bastante, parece ser la felicidad, pues es el fin de todos nuestros hechos; pero por ventura parece cosa clara y sin disputa decir que lo mejor es la felicidad, y se desea que con más claridad se diga qué cosa es, lo cual por ventura se hará si presuponemos primero cuál es el proprio oficio y obra del hombre.
síguese que la felicidad es la cosa mejor y la más hermosa y la más suave, ni están estas tres cosas apartadas como parece que las aparta el epigrama que en Delos está escrito:

De todo es lo muy justo más honesto,
lo más útil, tener salud entera,
lo más gustoso es el haber manera
como goces lo que amas, y de presto.


Porque todas estas cosas concurren en los muy buenos ejercicios, y decimos que o éstos, o el mejor de todos ellos, es la felicidad. Aunque con todo eso parece que tiene necesidad de los bienes exteriores, como ya dijimos. Porque es imposible, a lo menos no fácil, que haga cosas bien hechas el que es falto de riquezas, porque ha de hacer muchas cosas con favor, o de amigos, o de dineros, o de civil poder, como con instrumentos, y los que de algo carecen, como de nobleza, de linaje, de hijos, de hermosura, parece que manchan la felicidad. Porque no se puede llamar del todo dichoso el que en el rostro es del todo feo, ni el que es de vil y bajo linaje, ni el que está sólo y sin hijos, y aun, por ventura, menos el que los tiene malos y perversos, o el que teniendo buenos amigos se le mueren. Parece, pues, según habemos dicho, que tiene necesidad de prosperidad y fortuna semejante. De aquí sucede que unos dicen que la felicidad es lo mismo que la buenaventura, y otros que lo mismo que la virtud".

Y así todo el libro I y eso Aristóteles. Así que ¿que es la felicidad? ¡Es tan subjetivo!
Perdón por el rollo, Rosana.
Lo simplifico: yo soy feliz contemplando el panorama de las montañas de Castellón, con el mar al fondo, desde un monte de mi pueblo; soy feliz escuchando un concierto de Vivaldi o una sinfonía de Haydn; soy feliz si estoy con mi familia o amigos; soy feliz si veo a los demás felices.
La felicidad es mutable: ahora me hacen felices cosas que antes me eran indiferentes y, supongo, en el futuro me harán felices cosas que ahora ni aprecio. En el fondo, la felicidad reposa en cierta disposición interior y, creo, no depende en absoluto de los bienes materiales, al menos en mi caso: no me hace feliz un gran coche o una gran casa, o la fama o el poder; me hacen feliz las pequeñas-grandes cosas como la contemplación de la naturaleza, el rostro alegre de un niño, etc.
¿o esto no es ser feliz, sino otra cosa?

Magister-Διδασκαλος dijo...

Hola Rosanna,
me ha llamado mucho la atención tu escrito, porque has sabido transmitir lo que en ese momento pasaba por tu cabeza... y por tu corazón.
Por otro lado, te felicito -y felicito a tus profesores de clásicas- porque tienes dentro el 'gusanillo' de los referentes.
Un cordial saludo.
Luis.

Esther dijo...

Por supuesto que me uno a las felicicitaciones por este magnífico post que trasmite frescura, sencillez y algo de nostalgia. ¡Enhorabuena!

Anónimo dijo...

Rosy,nunca dejas de sorprendernos.
Me ha encantado tu post, sabes expresar con palabras tus sentimientos y lo haces a la perfección.Un trabajo realmente fantástico que no deja indiferente a nadie.
Besos.
Valentina

Vickyavril dijo...

Rosyyyyy,que post tan bonitoooooooo,me encanta como escribes,enserio,és genial,lo expresas todo con mucha facildad, me encanta leer todo lo que escribes.Si algún día escribes un libro,quiero una copia enseguida!!!!!!!Tu fan #1
Vico.jijiji

Isra dijo...

Pues ya no sé qué decirte porque lo han dicho todo.
Reitero las felicitaciones por saber transmitir.
A los que tenemos la misma sensibilidad que un ladrillo, las personas como tú nos maravillan y sentimos que también habláis por nosotros.
Felicidades