viernes, noviembre 10, 2006

Paremia: 'el velo de Penélope'


Con este título ya sabréis que está relacionado con la historia de Ulises y Penélope. Todos sabemos la historia pero voy a recordarla.

La historia cuenta que mientras Ulises estaba en la guerra, su esposa se quedó en el palacio esperándole porque nunca perdió la esperanza de que algún día regresaría. Pero todos los pretendientes querían ser el rey de Ítaca. Penélope ante las continuas insistencias de éstos, recurrió al siguiente artificio: puso como condición que, cuando terminara de tejer un velo daría al fin la respuesta solicitada. Mas el día decisivo nunca llegaba porque por la noche destejía lo hecho...Cuando los pretendientes descubrieron el engaño ya era demasiado tarde porque Ulises ya estaba en el palacio dispuesto a tomar venganza...

Al velo se le ha denominado con varios nombres distintos en La Odisea pero nunca se ha entendido en el sentido que le damos nosotros. ¿Alguien sabe cuales son esos cuatro nombres distintos que usa Homero?. Según Homero se trata de la mortaja destinada al padre de Ulises.
En cambio nosotros le llamamos velo .

Esta paremia se aplica a una obra que no avanza en su ejecución cuando se pone como pretexto una respuesta dilatoria además de especiosa.

-Eva-
I.E.S. Matilde Salvador

4 comentarios:

Esther dijo...

Vale, Eva, pero ¿qué significa " respuesta dilatoria además de especiosa"? puede que esto no quede demasiado claro...
Además, no has puesto ningún ejemplo.

Ana dijo...

No queda claro, pero queda muy bien.

Eva dijo...

Contestando a la pregunta de Esther una respuesta dilatoria y especiosa significa que es una respuesta en la que tu prorrogas y retardas una acción además de ser una respuesta engañosa.

esther dijo...

Bueno, bueno, cuando ya creía que te habías olvidado, vas y respondes de una forma tan correcta. Lo de volver a ojear los posts me parece que ha sido positivo en muchos sentidos, por ejemplo, recordar las cosas que teníamos pendientes por ahí.No tengo nada en absoluto que objetar a tu aclaración, ahora ya ha quedado clarísima.