domingo, octubre 05, 2014

Sexo en Nueva York - Arquetipos femeninos

Buenos días clásicos! :)

Hoy os voy a hablar de las diferentes personalidades de las chicas de Sex and the City. Seguro que ya las conocíais, al menos, un poquito, pero ahora vamos a dar un paso más allá. Vamos a descifrar sus formas de ser, respecto al amor, respecto a su independencia, respecto a cómo visten o cómo hablan... todo!


CARRIE BRADSHAW



Sarah Jessica Parker es Carrie Bradshaw, la protagonista principal de la serie. Es la mujer de la ciudad por excelencia. La reina de la gran manzana. No existe en NY una mujer más amante de la moda, de los diseñadores exquisitos, de los Manolo Blahnik, de D&G, de Chanel y de etcéteras varios. Es columnista en una revista de gran influencia, en la que escribe sobre la sexualidad, los hombres, la noche, la moda y las emociones de la mujer neoyorquina de la época. Es verdaderamente buena en su trabajo. Es ingeniosa, sabe cómo llegar al corazón de sus lectoras. Carrie es una mujer independiente, siempre se antepone ante cualquier hombre que pase por su vida, que no son pocos en absoluto. Sabe cómo enamorar a cualquiera. Aún así, suele ser buena con ellos. Tiene una personalidad muy fuerte. Es la jefa por excelencia.

Veo en Carrie a Afrodita, por el estilo y la elegancia que se le atribuyen en la serie, ese fashionvictismo del que no la salva nadie. También, la protagonista se torna Atenea en cuanto a la estrategia y el ingenio se refiere. Es muy inteligente y siempre tiene un as en la manga.




SAMANTHA JONES



Kim Cattrall es Samantha Jones, la chica mala del grupo. Es una de las relaciones públicas más cotizadas de la zona. Es autoconfiada y se cree autosuficiente. Va en contra del amor y, cuando este se lo permite, se dedica a pensar sólo en ella misma. Tiene un miedo impresionante al compromiso y es por eso que utiliza a los hombres como si de un paquete de Kleenex se tratara. Goza de la mejor vida sexual de las 4, podríamos decir que su sexualidad es como la dieta perfecta: completa, variada y equilibrada. Aunque de apariencia frívola, Samantha saca de vez en cuando su corazón a pasear. Casi siempre con sus amigas, a los hombres no les concede esa oportunidad... Es muy difícil enamorarla, cosa que a ella se le da perfectamente. Si hicieran un concurso anual de NY Femme Fatale, seguramente sería la veterana veteranísima. Nunca le ha importado lo que los demás puedan pensar de ella, 
porque ha venido al mundo a disfrutar, no a satisfacer a los demás.

Comparo a Samantha con Artemisa, por sus garras de mujer luchadora y guerrera. Obviaríamos, evidentemente, la virginidad de la diosa, ya que la cama de esta rubia conoce más hombres que sábanas distintas. También, veo en Samantha la Circe neoyorquina. Dispuesta a manejar a los hombres dependiendo de sus ganas,
sin remordimientos al utilizarlos cuales claros objetos sexuales.




MIRANDA HOBBES



Cynthia Nixon es Miranda Hobbes, la más responsable de esta pandilla de amigas. Es abogada en un importante bufete neoyorquino. Es muy trabajadora y de ideas claras. Siempre utiliza recursos como el cinismo, la ironía o el sarcasmo para expresas sus sentimientos. Es un tanto extraña, nada cariñosa ni empalagosa. Quizá ese sea uno de los motivos por el cual nunca encuentra un hombre acorde con ella. Está divorciada y tiene un hijo con su exmarido, con el que vive un eterno tira y afloja. Es una madre desastrosa, apenas pasa por su casa entre semana. Miranda es una amiga pilar para Carrie, siempre es ella la que mejores consejos le da. La que más tiene los pies sobre la tierra de todas sus amigas.

Por lo luchadora y trabajadora que es, la relaciono con la diosa Artemisa. Siempre está dispuesta a darlo todo. Por su estrategia, su humor inteligente y su trabajo, con Atenea. Es un claro modelo de la mujer independiente del siglo XXI.



CHARLOTTE YORK


                                    

Kristin L. Davis encarna a Charlotte York, la más angelical del grupo. Trabaja en una galería de arte y quizá por eso tenga más experimentado el sentido de la sensibilidad. Es dulce y romántica, tradicional e incluso podríamos decir que chapada a la antigua. Respecto a los hombres, Charlotte tiene un gusto extraño y siempre se decanta por aquel que mejor le hace sentir como mujer. Recalco: mujer, y no objeto sexual. Cuando se enamora de un hombre, es realmente dedicada. Es una mujer muy refinada y elegante.  Es la mejor amante y esposa de todas, madre de unos niños traviesos que acaban por volverla loca, aunque siempre está al pie del cañón dispuesta a educarlos como Dios manda. Es el contrapunto al cinismo de Miranda, la frivolidad de Miranda y el pesimismo de Carrie.

Charlotte me recuerda a las personalidades de Hera y Demeter, ambas diosas dependientes y vulnerables que necesitan de su entorno y de los hombres para sentirse nutridas. Es la esposa y madre por excelencia, la que ve el sentido al amor tradicional, al de toda la vida.