lunes, mayo 20, 2013

¡Adiós referentes!

Bien, estamos finalizando el curso y con ello la asignatura de referentes. 

En ella hemos tenido que buscar la influencia que tiene el mundo clásico griego y romano en nuestra sociedad. 

Comenzamos nuestra asignatura con la búsqueda de referentes clásicos en los coches y en como emplean los publicistas los referentes clásicos en la publicidad de los coches. 

El siguiente trabajo que hicimos es referentes clásicos en síndromes psicológicos en el que nos teníamos que inventar una noticia sobre algún síndrome psicológico. 
Aquí podéis ver mis dos trabajos: Síndrome de Aristóteles y El Complejo de Alejandro

Para finalizar la segunda evaluación tubimos que investigar la influencia de los tópicos clásicos en la música actual. Las canciones que yo elegí para mi trabajo fueron las siguientes: 
La madre de Jose, Soldadito Marinero y unas Canciones de Disney

En el tercer trimestre nos ambientamos en el mundo del cine en el que tubimos que buscar ciclos argumentales relacionados con el mundo clásico en algunas películas. 
Las películas escogidas por mi fueron: Colombiana y El castigador
Finalmente para concluir el curso tubimos que buscar héroes clásicos en el mundo de la ciencia ficción y el escogido por mi fue Luso Clemens

Esta asignatura me ha enseñado a mirar el mundo de otro modo y ver que detrás de todos los aspectos de la sociedad hay mucha influencia del pasado. 

Al comienzo cuando comenzamos con nuestro primer trabajo de la búsqueda de referentes en la publicidad de coches, me costaba mucho la asignatura y por un momento llegué a pensar: "donde me he metido...."

Pero poco a poco con los siguientes trabajos, sobretodo con  la música y el cine me he dado cuenta de que me encanta la asignatura y he disfrutado mucho con ella.

Creo que a mi y a mis compañeros nos ha servido mucho y hemos aprendido muchas 
cosas ; ahora por cada lado que voy y cada cosa que miro veo referentes clásicos y siento la satisfacción por haber aprendido a ver las cosas de diferente manera. 

Gracias Ana por enseñarnos que detrás de lo que vemos está el mundo clásico vigente en una sociedad como la nuestra.