martes, septiembre 01, 2009

FABULA

Cuenta la historia que un pueblecito del norte donde la civilización no había alcanzado todavía, vivían un cacique con su familia. Este tenía dos hijos, Alberto y Lucía.

Lucía era una muchacha muy singular, no era la típica mujer de la época. Físicamente era una mujer morena, con ojos azul verdoso, un cuerpo que daba miedo mirarlo, porque era tan insinuante que ningún hombre se atrevía a contemplarlo. Poseía una belleza casi diabólica, misteriosa,...a esto lo acompañaba un carácter muy poco convencional, no era la mujer sumisa que había sido su madre, poseía una valentía casi temerosa y luchaba firmemente por sus intereses, toda ella era una mezcla de mujer malvada, de bruja, de hechicera, de maga; pero en definitiva, lo que realmente era, es una transgresora que rompe todas las reglas y se niega a adoptar una actitud sumisa.

Lucía se ahogaba en el mundo donde vivía, quería más, conocer, saber de otras culturas y, sobretodo, vivir en otro mundo donde los hombres y las mujeres fuesen diferentes, un lugar donde la civilización se haya concebido, donde los misterios se resuelvan, donde la vida pueda transcurrir de una manera mucho más apacible...Ansiaba por esto, era su mayor deseo.
Una mañana como otra cualquiera, se despertó e hizo los mismos rituales de cada día, pero no se dió cuenta de que esa mañana no era como tantas, que ese día había algo diferente...era la presencia de un forastero, un hombre musculoso, elegante, que venía de tierras lejanas, con el propósito de encontrar algo en aquel lugar que le era de suma importancia, por eso el forastero se quedó varios días intentando llegar a un acuerdo con el padre de Lucía.

Mientras él desempeñaba este trabajo, el tiempo transcurría. Lucía cada vez se fijaba más en él, y cada vez era mñas fuerte el deseo de poseerlo. El forastero, que se hacía llamar Daniel, se percató de lo que estaba sucediendo, de la presencia de auqella mujer con hermosura casi diabólica, que resultaba ser la única hija del cacique.

Las negociaciones entre estos seguían, pero estas siguieron otros derroteros no previstos por el forastero, acompañándolas de disputas entre el cacique y él.

Al mismo tiempo iba creciendo el amor y la atracción por Lucía, por lo que sy cometido se iba complicando cada vez más, hasta que llegó el momento que el amor era tan fuerte que decidieron huir los dos, lejos de esa tierra, en busca de un lugar mucho mejor. En la partida, el padre de Lucía se dió cuenta de que su única hija había huido, y aquello era algo intolerable, y mandó a su hijo Alberto en busca de su hermana.

Tras varios días de búsqueda dió con ellos. Lucía, que bajo ningún concepto quería vovler a tierras del Norte, y que su amor era tan fuerte por Daniel, no estaba dispuesta a que nadie intercediera en sus propósitos, así que la única solución era matar a su hermano para poder seguir con la huida.

Una vez superado este altercado, siguieron a la tierra prometida, donde Lucía y Daniel se comprometieron dejando como base de alianza la fidelidad que se guardarían el uni al otro.

Daniel que era un hombre, como muchos otros, donde la avaricia, el egoísmo y unas ansias de poder le corrompían por dentro, era capaz de hacer cualquier cosa por conseguir sus objetivos. Y así hizo, pacto matrimonio con la hija de un rey, quien poseía grnades tierras y un gran ejército. Daniel, invadido por esas ansias de poder, se olvidó de Lucía, dejñandola en el abandono, en tierras lejanas, donde no conocía a nadie, y donde la sociedad era "tan civilizada" que no llegaba a encajar con ella. Lucía, que había amado a aquel hombre tanto que había sido capaz de abandonar a su familia y hasta de matar a su hermano, se vió deshonrada y mancillada por aquel hombre. Era tanto el dolor que en un estado de locura y de maldad suprema mató a los dos hijos que tenñian en común, sabiendo que este hecho hería ferozmente a Daniel. Lucía lo que no sabía era que este proceder también la llevaría a ella a la destrucción de su propio ser.

Lucía huyó del lugar en busca de asilo. Deambuló por diversos sitios, lugares...encontró otros hombres y tuvo otros hijos...se convirtió en su propio verdugo.

¿Sabriais decirme a qué personaje hace referencia esta historia?

4 comentarios:

Ana dijo...

Se te ha ido la tecla en algunas palabras, ¿lo corriges?
La historia está muy clara, a ver si algún despistado entra y contesta a tu pregunta.

Isra dijo...

Ana, ¿Ya con alumnos? No hay derecho. Que lo sepas!

Ana dijo...

Recuperaciones de septiembre :(

eviita dijo...

Hola holita!!
Vuelvo a la carga de adivinar mitos...no sé, pero a mí me suena al mito de Medea y Jasón,¿no? ^^

Que tengáis un feliz comienzo de curso! :)