domingo, mayo 24, 2009

Valoración del curso

Llegaba segundo de bachillerato ¡parecía imposible que el tiempo hubiera pasado tan rápido! Hacía nada que había entrado en el instituto como una niña pequeña que salía del “col·legi de cagons”, como dice nuestro profesor de inglés, para meterme en algo completamente diferente.
Así, ante una nueva matrícula de un nuevo año me dirigí a elegir la optativa: educación física, informática, francés, referentes clásicos.. Las conocía a todas pero ¿Referentes clásicos? Me preguntaba que sería exactamente, pues sólo había oído hablar que era una asignatura que tenía que ver con la cultura clásica y en la que se contaba mucho el día a día y los trabajos. En un primer momento dudé, pues estaba entre E.F. O Referentes Clásicos, pero al final me decanté por la última, como ya habréis comprobado.
Llegó la primera clase y conocí a Ana, a la que sólo conocía de vista y por oídas a partir de aquellos compañeros que daban griego, y poco después llegó el primer trabajo. Teníamos que elegir una criatura mitológica y hablar de ella (describir su físico, su carácter..), cosa que en un primer momento me pareció realmente fácil, pero cuando dijo “encontrar sus referentes en la actualidad” me quedé ¿Qué? En aquel momento pensé “Donde he ido a parar”. Elegí a las esfinges, pues era una criatura que me sonaba, como a todo el mundo y empecé a investigar y cuando creía que no podría encontrar nada más que su descripción, logré averiguar que esta figura es muy utilizada en la actualidad como símbolo de grandeza y sabiduría. Wow, no pensé que tuviera nada que ver.

Así, una vez acabé este trabajo llegó otra cosa que me costaría aún más: exponerlo delante de toda la clase ¡Qué vergüenza!, pero aún así, allí estuve y ¡fue tan fácil! Mis compañeros se portaron muy bien conmigo y así fuimos pasando uno tras otro.


Y... ¡llegaron más trabajos! Referentes en las figuras, referentes en canciones, referentes en el cine, referentes en publicidad... Cada trabajo me iba pareciendo más difícil pero en realidad una vez me ponía, veía los referentes por todos lados.


Ahora, una vez he pasado todo el curso y a punto de acabar, me considero una “una cazadora de referentes”, pues ya me es imposible oír una canción sin relacionarla con algún tópico, ni ver una escultura sin intentar relacionarla con alguna figura clásica, y esta sensación es algo maravilloso, pues te das cuenta que todo tiene un sentido y nada está hecho por casualidad.
Así que MUCHAS GRACIAS ANA por esta asignatura tan divertida, fantástica y “descubridora”, pues has hecho que, a pesar de lo duro que puede llegar a ser segundo de bachillerato, la asignatura de Referentes sea una liberación en la que cada deber que tienes que hacer no es una atadura que consiste sólo en conseguir notas, sino que es algo entretenido a lo que vas cogiendo el vicio y que a la larga va formando algo de ti de lo que no te puedas desprender, algo "mágico".
Por todo ello, animo a todos quienes tengan la posibilidad de elegir esta optativa, sin dura no os arrepentiréis :)






Silvia Marcos García

4 comentarios:

Cristina Mas dijo...

Tienes razón Silvia, a lo largo del curso poco a poco hemos ido superando metas, empezamos con un animal mitológico y acabamos con la publicidad pasando por muchos más trabajos, ahora somos unos expertos en ello y será muy difícil que no nos acordemos de esta asignatura y de Ana cuando nos encontremos a lo largo de nuestra vida con un referente nuevo.
Me ha gustado mucho la forma en la que lo has explicado. ^^

Ana dijo...

¡Qué recuerdos me trae tu valoración! Recuerdo cuando empezamos con los monstruos y tenías tantas dudas: "¿esto sirve?" ¿y esto?" Poco a poco has ido convirtiéndote en una experta y ahora creo que nadie puede discutirte lo que encuentras, pues lo defiendes con claridad y coherencia. Me alegro de haber sido testigo de ese progreso y de que te lleves esos buenos recuerdos. Conmigo también quedan muchos de ellos. Mucha suerte en tu nieva aventura y espero que sigas pasándote por aquí a menudo.

Cazadora de nubes dijo...

Leyendo todas las valoraciones al final me emocionaré... jejeje
Hablando de recuerdos.... os acordáis de la primera vez que escuchamos la palabra "resemantización" jajajaja pusimos una cara... =P

Silvia dijo...

jaja ¡es verdad! Nos quedamos todos :|