miércoles, enero 28, 2009

Cárites en Castellón

Esta escultura de las tres Gracias o Cárites se encuentra en la plaza del Mercadillo, en el centro de Castellón.
Las tres Gracias eran las diosas del encanto, la belleza, la naturaleza, la creatividad humana y la fertilidad.; y sus nombres eran Aglaya, Eufrósine y Talía. Algunas versiones afirman que la tercera Cárite era Cleta, y no Talía. En otras se mencionan a otras Cárites, entre ellas Auxo, Caris, Hegemona, Faena y Pasítea.
Según Homero, pertenecían al séquito de Afrodita. En la versión más extendida eran consideradas hijas de Zeus y Eurínome, aunque también se decía que eran hijas de Hera, de Dioniso, o de Helios y la náyade Egle.
Tenían sus propias festividades, las Caritesias o Carisias, son las fiestas de "Acción de Gracias", en las que se practicaba el banquete /convite "Charistía", en el que se comía torta de maíz y miel llamada piramús en honor de Las Diosas Gracias (de charis, caris = gracia).

Esta escultura está realizada en bronce. El molde original fue realizado por Juan Bautista Adsuara y se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Castellón, ésta es una copia.

Está inspirada en una escultura de Antonio Canova, y ésta lo está en la escultura griega más antigua.
En la imagen, podemos observar a las tres diosas cogidas de la mano, prácticamente desnudas, salvo por la tela que cuelga de los brazos de la central. Las dos de los extremos se encuentran con el cuerpo en dirección contraria a la central, pero mirándola a ella, que es en la que se centra la atención.

En los peinados observamos la influencia clásica, con recogidos y trenzados. Las tres gracias representan la belleza, de ahí que sean representadas como mujeres jóvenes que se siguen el ideal de belleza del momento.

Respecto al autor, Juan Bautista Adsuara nació el año 1893, en Castellón de la Plana. En su juventud consiguió una beca para estudiar en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, donde trabajó en un
puesto de modelado en un taller de medallas conmemorativas y más tarde en los talleres Granda que se dedicaban a la imaginería. En 1920 montó un taller propio, y a partir de esta fecha su éxito aumentaría y tendría encargos de retratos y de monumentos. En 1932 consiguió la cátedra de Dibujo de ropajes y del natural de la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, para cubrir la vacante de Julio Romero de Torres, cargo que no abandonó hasta su jubilación en 1961. Fue director de la Escuela desde 1958 hasta 1963. A partir de aquí, sobre todo por problemas de salud trabajó cada vez menos; su última exposición es la de Artistas Socios de Honor del Círculo de Bellas Artes de Madrid en el año 1971. Dos años más tarde se traslada a Castellón donde muere el 17 de enero de 1973.
Se inspiró en la gran expresividad del autor Victorio Macho. Su escultura presenta una gran preocupación por las formas y volúmenes. Sus figuras femeninas son frescas y con planos llenos de gracia.

Pausanias, en su descripción de Grecia, dedica unas lineas para explicar las diferentes versiones existentes en el momento sobre las Cárites:

Los beocios dicen que Eteocles fue el primer hombre en sacrificar para las Cárites. Además, saben que estableció en tres el número de las Cárites, pero no tienen tradición sobre los nombres que les dio. Los lacedemonios, sin embargo, dicen que las Cárites son dos, y que fueron establecidas por Lacedemón, hijo de Táigete, quien les dio los nombres de Cleta y Faena. Estos son nombres adecuados para las Cárites, pues son los que les dieron los atenienses, quienes desde antiguo han adorado a dos Cárites: Auxo y Hegemona. [...] Fue desde Eteocles de Orcómeno que aprendimos la costumbre de orar a las tres Cárites. Y Angelión y Tectao, hijos de Dioniso, que hicieron la imagen de Apolo para los delios, pusieron tres Cárites en su mano. Además, en Atenas, antes de la entrada a la Acrópolis, las Cárites eran tres en número; a su lado se celebran misterios que no deben ser revelados a muchos. Pamfos fue el primero de quien sabemos que cantó sobre las Cárites, pero su poesía no contiene información sobre su número ni sus nombres. Homero (quien también alude a las Cárites) hace a una de ellas esposa de Hefesto, dándole el nombre de Gracia. También dice que Sueño era un amante de Pasítea, y en el discurso de Hipnos aparece este verso: «realmente me darás una de las más jóvenes Cárites»1

Suponemos que la razón por la que ésta escultura está situada en esa plaza es, sencillamente, que ya que las diosas representaban la belleza y el encanto femenino, y que mejor sitio para colocarla que al lado de una tienda de ropa (Bershka) y una de productos cosméticos y perfumes (Fayos). Además, y por el mismo motivo, en frente de la escultura de las Cárites, también encontramos otra de la diosa Venus (recordemos que las Gracias pertenecían al séquito de Afrodita/Venus).

Eva Fabregat Segarra
Marta Fernández Carmona

12 comentarios:

melpómene dijo...

es una escultura preciosa, imagino que la de venus también, me gusta la idea de las esculturas de influencia clásica, la verdad, un saludo desde Melilla

Ana dijo...

Genial, chicas, buen trabajo.

Sobre lo de las tiendas de cosmética, va a ser al revés, ¿no creéis? Mejor explicación es la de la cercanía a la Venus. De cualquier modo, felicidades por el trabajo.

Cristina Mas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cristina Mas dijo...

No tenía ni idea de la existencia de la placita esa donde estaban las tres Gracias, ni tampoco de la mayoría de referentes que hay por Castellón.
Con respecto al trabajo me gusto mucho como el del resto de mis compañeros, y del vuestro me impactó que la ubicación tuviera relación con la tienda cosmética que estaba al lado.

eviita dijo...

Emm...Ana, no entiendo tu matización, ¿cómo que "al revés"?:S

Ana dijo...

¿Qué será primero, la escultura o las tiendas? ¿por qué habrán puesto ahí una tienda de belleza?
Imagino que no tendrá nada que ver, pero he de reconocer que es curioso.

Xavi! dijo...

La coincidencia no existe, o eso dicen...

Ángela dijo...

La idea del paseo por Castellón me ha encantado. La voy a utilizar con mis alumnos. Buen trabajo!!

ANNA dijo...

Me gustó mucho la presentación, ya que al igual que Cristina, no conocía la escultura, a pesar de ser uno de los referentes más claros.

Yo creo que la perfumería seguramente fue construida después de la escultura, aunque me parece muy complicado ubicar justamente la tienda al lado de las cárites.

Gemma dijo...

Ahhh, la belleza... "Las tres gracias" de Rubens eran un poco diferentes, me gustan más. El modelo de belleza en el siglo XVI era tan distinto, y fue válido durante muchos siglos. ¿Qué pensáis al respecto? Cuántos problemas se evitarían en la adolescencia si volvieran otros cánones.

Esther dijo...

Quizás esta plaza tan céntrica sea otra de las grandes desconocidas de Castellón,aunque no para los papás que llevan a sus hijos a jugar entre estos claros Referentes.

Anónimo dijo...

Hola...nada , deciros que la perfumeria está en este sitio desde 1929 y la escultura la pusieron hace pocos años.O sea que ya sabeis que fue primero.