lunes, septiembre 15, 2008

Antes de empezar


Hace dos años que iniciamos la marcha de los Secretos.

Empezamos sin saber muy bien donde nos metíamos. Eran finales de agosto y un compañero de Elx me consultaba porque tenía una materia que no había dado nunca: "Referentes". Casualidades, también yo empezaba con lo mismo, así que casi sin darnos cuenta nos metimos en una travesía que no sabíamos a donde conducía. A los pocos días se unía Esther, que aportaba la experiencia de haber dado un año la materia.

Con el curriculum prescriptivo delante, cada uno presentamos a nuestros pasmados estudiantes el proyecto. No sé si por vernos tan indefensos o porque realmente les gustó la idea, los alumnos se apoderaron de este espacio. No podíamos manejarlo, tampoco lo intentamos. Nos encantaba dejarnos arrastrar por los alumnos, auténticos líderes de la asignatura, capitanes que nos guían por las islas del conocimiento. ¡Cuánto aprendimos aquel curso!

El curso siguiente, Esther se trasladó de centro. Podíamos dejar el proyecto en el antiguo pero nos dimos cuenta de que no era un proyecto de centro, sino de tres profesores que habían aprendido a trabajar juntos. Así que el blog se trasladó con ella a Almassora.

Siguieron las alegrías, de nuevo se crearon amistades y complicidades, de nuevo los guiños y los mensajes cruzados, de nuevo el aprendizaje en colaboración. Los profesores seguimos mirando asombrados como los estudiantes son capaces de aprender más allá de lo que necesita o exige el temario: a ser tolerantes, a corregirse unos a otros, a respetarse, a escribir cada día mejor, a investigar por placer, a descubrir y sobre todo, a compartir y contagiar su entusiasmo.

Hemos vivido juntos muchas alegrías, algunas discusiones, muchas imágenes, algo de música ... Es una experiencia muy recomendable a pesar de los efectos perjudiciales para la salud (los que han pasado por los Secretos conocen el síndrome de Argos: reconocer referentes en todas partes es el secreto que compartimos los que hemos vivido la materia, los alumnos y los profesores, se trata de un vicio difícil de abandonar, esa mirada que se cruza con rapidez y que ahoga un grito de "referentes" a la vista de una columna, una cariátide o una venus disfrazada en un anuncio publicitario).

Este año estamos de pérdida porque Isra se ha trasladado de centro y allí no tendrá la materia. Seguiremos con los Secretos, ¿cómo no hacerlo? pero ya no será lo mismo, nos faltará su risa, sus ocurrencias, sus riñas, sus consejos, sus desvelos, sus bromas. Seguro que sus nuevos alumnos lo disfrutaran a tope. Espero que encuentre un ratito para escribir algún comentario, o ¿por qué no? algún post, como si fuera un alumno de los que ya se han marchado a otros viajes.

Al igual que le decimos a los alumnos, este espacio sigue siendo su casa. Ojalá no nos olvide, la Tríada Capitolina no va a ser lo mismo sin nuestro tonante. Te estaremos esperando, estimado amigo.

2 comentarios:

Isra dijo...

sniff, sniff, sniff... (y yo escuchando a Laura Pausini) sniff, sniff, sniff

No tengo palabras para describir todo lo que siento tras leer este emotivo post.
Sólo puedo decir que este curso permaneceré entre los cincuenta ojos velados de Argos, sin alumnos propios, pero comentando a los vuestros y, por supuesto, seré el alumno ejemplar que todo profe de referente quisiera tener pues ¡¡podré postear!!.
Como dijo Zeus en alguna parte: "cada uno soporta su κηρ y ni los porpios dioses escapan a su destino" y la mía es la de la interinidad itinerante.

Esther dijo...

Isra, sabes que cada año es diferente, el año pasado me trasladé yo, este te toca a ti, pero no te preocupes que te guardamos el sitio, pues formas parte de los Secretos.
Anaaaaa, no le digas que publique,que conociéndolo es capaz de colapsar la red.
Un saludo muy muy afectuoso, querido amigo.