lunes, mayo 28, 2007

LA NORIA de Pereza

Para el trabajo que voy a relizar he elegido “La noria” de Pereza.

"La noria"

Qué bueno oír tu voz hablándome tan cerca
qué bien me encuentro sólo con mirarte
toda una vida entera viéndote pasar de largo
ahora te tengo de verdad
digo yo, que estaré dentro de uno de esos sueños
todo me sale esto no puede ser real
qué subidón es todo cierto estoy despierto
entonces me dejo llevar
girando como una noria
si me lo pides nena sabes que me voy de casa
no te preocupes, si no te lo pido yo
que aquí nada nos ata, pisa la vida y arranca
esto no ha hecho más que empezar
girando como una noria
nos fuimos en tu cocherumbo: lejos de cualquiera
se hizo de noche y nos dormimos mi amor
en una curva nos salimos de la carretera
te fuiste tú ¿por qué no yo?
girando como una noria
los días van pasando y tú no estás
los días van pasando y tú no estás
como una noriala vida pasando y tú no estás
los días van pasando y tú no estás

A cada canción se le aplica un tópico literario , pero en este caso en la canción podemos ver reflejados tres de ellos.
Pasando a analizar la letra de la canción comprobaremos los tópicos que hay en esta.

Podemos decir que se ve reflejado en la canción el tópico carpe diem , “disfruta el momento” este tópico consiste en una invitación a disfrutar del presente sin preocuparse del futuro. La formulación "carpe diem" aparece por primera vez en Horacio, en el ejemplo que citamos más abajo. Son frecuentes otras formulaciones, como el conocido collige rosas “coge las rosas”.De ordinario, el tópico del carpe diem aparece en unión de otros lugares comunes, como el de la fugacidad del tiempo (tempus fugit), que también aparece en la canción y explicaremos más abajo. Como fragmento de la canción relacionado con el tópico “que aquí nada nos ata, pisa la vida y arranca” sería el que se corresponde con el tópico de carpe diem ya que se trata de partir a un destino destino desconocido aprovechando el momento al máximo, como bien dice el tópico.

Un texto clásico relacionado con el tópico carpe diem seria :

dum loquimur, fugerit invida
aetas: carpe diem, quam minimum credula postero.

Horacio, Odas, I, 11, 7-8

Mientras hablamos, huye el envidioso tiempo. Aprovecha el día, y no confíes lo más mínimo en el mañana.

En este texto clásico se ve reflejado el tópico de carpe diem cuando dice “aprovecha el día y no confíes lo más mínimo en el mañana” y también como ya he dicho antes , que el tópico carpe diem se relaciona con el de tempus fugit y así ocurre en este poema y lo vemos cuando en el poema dice “huye el envidioso tiempo”

Y su correspondiente en la época actual es:

Con esto, se fue la Pipota, diciéndoles:- Holgaos, hijos, ahora que tenéis tiempo; que vendrá la vejez y lloraréis en ella los ratos que perdistes en la mocedad, como yo los lloro.


Rinconete y Cortadillo, M. de Cervantes

Este poema al igual que el anterior relaciona el tópico del carpe diem con el el de tempus fugit. Esto se puede ver reflejado en el poema ya que dice que aprovechen el tiempo antes de que llegue la vejez, ya que luego se arrepentirán como le pasa a él, porque su tiempo ya a pasado.


Por último hay un claro ejemplo de el tópico tempus fugit, cuando la canción dice “ la vida pasando y tú no estás , los días van pasando y tú no estás” ya que lo que la canción expresa es que el tiempo pasa y no esta con su amada. El tópico tempus fugit hace referencia al paso irremisible del tiempo, que todo lo acaba. Un ejemplo de este tópico lo podemos ver en el texto clásico :

Sed fugit interea, fugit inreparabile tempus

Virgilio, Geórgicas III, 284

Escrito por Virgilio el poema nos hablar de que el tiempo pasa sin poder hacer nada por evitarlo.

Su correspondiente en esta época es:
Aquel tiempo no lo hicimos nosotros; él fue quien nos deshizo. Miro hacia atrás. ¿Qué queda de esos días? Restos, vida quemada, nada.
Poema escrito por Ángel González.


Gracias por leer. Besos.

María Zaragozá Colás

1 comentario:

Ana dijo...

Supongo que sólo queda recomendaros que apliquéis el tópico a vuestra vida: aprovechad y disfrutad de cada momento, pues pasa rápido y luego no valen las lamentaciones.
Muy bien el post, María.