miércoles, abril 04, 2007

Los siete pecados capitales

LOS SIETE PECADOS CAPITALES


Este cuadro lo pintó El Bosco, en el s. XV. y se titula "Los siete pecados capitales"

¿Sabéis cuales son?

¿Desde cuándo son llamados " capitales"? ¿Anteriormente al cristianismo eran considerados
“ pecados” y “capitales”? ¿Cómo han evolucionado a lo largo de la historia? ¿Qué transformaciones han sufrido? ¿Cómo son vistos en la actualidad?

Los pecados o vicios capitales son aquellos a los que la naturaleza humana caída está principalmente inclinada.

Son enumerados por Santo Tomás (I-II:84:4) como siete: vanagloria (orgullo), avaricia, glotonería, lujuria, pereza, envidia, ira.El número siete fue dado por San Gregorio el Grande (Lib. mor. in Job. XXXI, XVII), y se mantuvo por la mayoría de los teólogos de la Edad Media.

El término "capital" no se refiere a la magnitud del pecado sino a que da origen a muchos otros pecados.
De acuerdo a Santo Tomás (II-II:153:4) “un vicio capital es aquel que tiene un fin excesivamente deseable de manera tal que en su deseo, un hombre comete muchos pecados todos los cuales se dice son originados en aquel vicio como su fuente principal”.

Lo que se desea o se rechaza en los pecados capitales puede ser material o espiritual, real o imaginario.
Os invito a todos a reflexionar sobre ellos y a las alumnas de Castellón a colgar sus trabajos ad hoc.
FELICES VACACIONES A TODOS

3 comentarios:

annuski dijo...

Que casualidad, en este momento estaba hablando con Eva II de que todavía no habias puesto el post y ya queriamos subir los trabajos jejejjeje!!!
Estas vacaciones no os vais a aburrir porque las Chicas de Castelló no os vamos a dejar, asi que ya teneis faena estas vacaciones para comentar nuestros trabajos jejejje!!
Que os lo paseis Bien

Eva dijo...

Pues yo se las respuestas a las preguntas pero voy a dejar que contesten otros...

elgreco dijo...

Bueno, Esther, puedes estar muy satisfecha con tus alumnas, que hacen unos trabajos que me dejan boquiabierto, patidifuso y, me causan, hablando de pecados capitales, cierta envidia, por las virguerías que saben hacer y la información que deben buscar.
Como sé que te gustan los números y estamos en la víspera de Jueves Santo recuerdo el catecismo y te digo:
Las estaciones del Vía Crucis son 15.
Los mandamientos de la ley de Dios son 10, aunque se resumen en dos.
Las bienaventuranzas, 9.
Los dones del Espíritu Santo, 7, a saber: sabiduría, inteligencia, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios (¡quien pillara el lote entero!)
Los frutos del Espíritu Santo son doce: caridad, gozo, paz, paciencia, longanimidad, bondad, benignidad, mansedumbre, fidelidad, modestia, continencia y castidad.
Las virtudes teologales son 3: fe, esperanza y caridad.
Las cuatro virtudes cardinales, 4: prudencia, justicia, fortaleza y templanza.
14 son las obras de misericordia; 7 espirituales: enseñar al que no sabe, dar buen consejo al que lo necesita, corregir al que yerra, perdonar las injurias, consolar al triste, sufrir con paciencia los defectos del prójimo y rogar a Dios por vivos y difuntos.
7 corporales: visitar y cuidar a los enfermos, dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, dar posada al peregrino, vestir al desnudo, redimir al cautivo y enterrar a los muertos.

Se me ocurre que podría hacerse un trabajito de comparación entre las virtudes cardinales y la ἀρετή griega. Hay coincidencias asombrosas. Saludos y que descanses mucho.