domingo, marzo 25, 2007

Poder disfrutar de los recuerdos de la vida es vivir dos veces.

El otro día estaba en la cama en uno de esos momentos en los que “estás pero no estás”…Estás a punto de dormirte pero no puedes y tampoco quieres porque no puedes dejar de pensar…bah! Da igual, seguro que os ha pasado alguna vez! Y recordé algo, supongo que por eso que dicen de que la memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos…Mi abuelo, desde joven, era muy aficionado a la astronomía y solía contarme, como cualquier abuelo, batallitas, solo que las suyas eran especiales…eran cuentos sobre las estrellas y su origen. Yo era pequeña y aunque no lo creáis él conseguía hacerse con toda mi atención, me contó que todas las estrellas tienen nombre e historia, para que así las podemos identificar más fácilmente. Existen varios catálogos que identifican las estrellas, pero el más utilizado es el sistema de letras griegas y latinas, según el sistema utilizado en el atlas estelar que Johannes Bayer publicó en 1.603 (Esto lo aprendí más tarde, no me lo enseñó mi abuelo…xD). A la estrella más brillante de cada constelación se le asigna la primera letra del alfabeto griego (alfa), a la segunda en brillo, se le asigna la segunda letra (beta), y así sucesivamente,... una vez agotado el alfabeto griego (en minúsculas), se comenzaba por el latino (también en minúsculas) y la cosa es realmente larga…
En algunos casos no se sigue un orden de brillo, y se nombran las estrellas siguiendo la silueta de la figura mitológica representada por la constelación ^^. Por esto, en muchos casos las estrellas "alfa" no son las más brillantes de su constelación. Además de esta clasificación hay muchas estrellas (no todas) que tienen nombre propio. En la antigüedad muchas estrellas fueron "bautizadas" tanto por griegos, por romanos, como por árabes. Las estrellas eran nombradas en referencia a la posición que ocupaba dentro de la figura mitológica (como Betelgeuse, que significa "el hombro del gigante" porque representa el hombro de Orión, esta es genial! Tiene forma de copa y si haces un pequeño esfuerzo ves un hombro musculado...O en referencia a una característica peculiar de la estrella (como Sirius, que significa "abrasadora" por ser la más brillante del cielo), o incluso en referencia a otras constelaciones (como Arctutrus, "el guardián de la osa" por estar muy cerca de la Osa Mayor). Estos nombres se conservan hoy en día, aunque no son muy utilizados porque no son tan fáciles de recordar…xD
Yo solo consigo recordar un par de constelaciones marcadas por la mitología, como Andrómeda, Aries, Auriga , Hércules y Pegasus (esta última era la que más me gustaba…tal vez tenia algo que ver que lo asociará con el Pegaso de Hércules , que cuando tenía 8 años, lo encontraba fantástico…y bueno ahora pensándolo bien, también).La cosa es que cuando cumplí 10 años su regalo fue llevarme al Planetario a ver una proyección de las estrellas…no es lo mismo que el propio cielo, pero yo no era muy grande y sentí que era la dueña de todas ellas….y bueno intenté ver Pegasus…y solo conseguí ver una cometa!!.Creo que fue de una de las personas que más aprendí: él era la verdadera universidad.
Bueno…posiblemente muchas de las cosas que he contado ya las sabíais pero las quería compartir con vosotros!! Quien me iba a decir que 10 años más tarde Pegasus iba a volver convertido el en héroe nacido de la sangre derramada por la Medusa cuando Perseo le cortó la cabeza?? Rosana P.








4 comentarios:

Ana dijo...

Rosanna, no dejas de sorprenderme.

Los catasterismos, recopilados por Eratóstenes, son las transformaciones en estrellas de personajes mitológicos. Hay más de los que has citado, seguro que habrá compañeros que querrán investigar sobre ello e ilustrarnos sobre lo que encuentren.

Siempre te felicito por tu trabajo, porque sabes conjugar los contenidos relacionados con la asignatura con tus vivencias personales. Consigues engancharnos a tus historias, Rosanna, y eso es algo fantástico. No sólo nos demuestras todo lo que estás aprendiendo, sino que eres capaz de compartirlo de forma generosa y sincera. Consigues transmitir esa sensibilidad que te caracteriza y que te hace tan especial. No cambies nunca, Rosanna.

Esther dijo...

Rosanna,no sé si me ha gustado más el Referente o la historia que has contado. Desde luego que tu abuelo debía ser una persona muy especial y un gran conocedor de mitos. Ahora que has madurado y tu cultura es mayor, has aprendido a enlazar esas historias para niños con los mitos que son universales. Mi más sincera enhorabuena.

..::JuAnJo::.. dijo...

Rosana está hecha la ama de los referentes! xD sin duda la más crack de clase ^_^. Siempre tan original ella, qué bunica! :P

Sigue así Rosana (Kurasán ^^)

Rose dijo...

Vaya, tu historia con las clásicas viene de lejos, es genial aprender cosas como esas de niños porque se quedan ahí para toda la vida. Felicidades linda, las estrellas son magníficas pero son mejores fuera de la ciudad. Pruebalo un día de éstos