viernes, octubre 13, 2006

Sindrome de Diógenes

REFERENTE CLÁSICO

Diógenes nació en Sinope (hoy Sinop Turquia).
El filósofo llevo a la práctica el ideal del sabio representado por el cinismo,recogido en numerosas anecdotas.
Tuvo una vida solitaria,desnudo y sin más vivienda que un tonel,vestia ropas toscas, sus alimentos eran sencillos y pernoctaba en las calles; en renuncia constante de todos los bienes creados por la sociedad humana.
Fue considerado uno de los filósofos más destacados de la escuela cinica.
los cínicos tomaron como modelos a la naturaleza y a los animales y los adoptaron como ejemplos de autosuficiencia y basandose en ello propuciéron un modelo de comportamiento ético que consideraban fundamental para alcanzar la felicidad.


EN LA ACTUALIDAD

Suele darse en ancianos con tendencia al aislamiento, aunque puede aparecer en cualquier persona, y de cualquier nivel social, ya que muchas personas que lo padecen son universitarios con buen nivel económico, o carreras profecionales brillantes.
Quienes lo sufren llegan a acumular desde grandes cantidadesde basura, objetos concretos, plantas, hasta animales, dinero, joyas ..., en su domicilio y vivir voluntariamente en condiciones de pobreza.
Piensan que su situación es extrema, lo que les lleva a ahorrar y acumular artículos sin ninguna necesidad.



VALENTINA (Benicassim)

10 comentarios:

Ana dijo...

Muy bien, Valentina, un tema que aparece muy a menudo en prensa últimamente.
Pregunta fácil: ¿a qué se debe el nombre de la escuela cínica?
Pregunta para nota: ¿algunos preceptos de la escuela cínica?
Pregunta de léxico: ¿cuál es el sentido actual de cínico y qué tiene que ver con la palabra griega?

Vickyavril dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Vickyavril dijo...

Cinico viene de CINOSARGO,(como el "argos" de sogradargos que hoy en clase has explicado que tiene un que ver con un perro,y en la explicacion de cínico tambien hay una referencia al perro,jeje)KYNOSARGE en Griego que quiere decir "Mausoleo de Perro".Cínico en Griego es KYNIKOS la cual deriva de KYNOS, Perro en Griego.
Antístenes era Seguidor de Sócrates y tomaba ejemplo de la naturaleza y los animales, que buscaba una vida sencilla,con un pensamiento individual sobre todo y alejada de los bienes materiales.El mas representativo es Diógenes y en la actualidad se denomina cinismo a cuando la gente es muy "áspera,desvergonzada o descarada en el mentir y en la practica de actitudes reprochables."

Victoria M(Benicásim)

Esther dijo...

¿Sabeis que aquí en Castellón, no hace mucho, encontraron a una señora muerta en su casa y rodeada por toneladas de basura?, por lo visto, nadie sabía que acumulaba tantos desperdicios... como veis,a veces personas que parecen normales,ocultan complejos que ocultan a los demás.
Por cierto, Ana me ha pegado lo de preguntar. A ver, pregunta curiosa. ¿qué anécdota se cuenta de Diógenes y Alejandro?

Eva dijo...

Hola!Voy a contestar a la pregunta de mi profe Esther.

Diógenes, el filósofo griego se encontró con Alejandro Magno cuando este se dirigía a la India. Era una mañana de invierno, soplaba el viento y Diógenes descansaba a la orilla del río, sobre la arena, tomando el sol desnudo...(otras versiones dicen que estaba en un tonel sentado) Alejandro no podría creer la belleza y gracia del hombre que veía. Estaba maravillado y dijo:

“Señor...” - jamás había llamado “señor” a nadie en su vida- “...señor, me ha impresionado inmensamente. Me gustaría hacer algo por usted. ¿Hay algo que pueda hacer?”

Diógenes dijo: “Muévete un poco hacia un lado porque me estás tapando el sol, esto es todo. No necesito nada más.”

Alejandro dijo: “Si tengo una nueva oportunidad de regresar a la tierra, le pediré a Dios que no me convierta en Alejandro de nuevo, sino que me convierta en Diógenes”.

Diógenes rió y dijo: “¿Quién te impide serlo ahora? ¿Adónde vas? Durante meses he visto pasar ejércitos ¿Adónde van, para qué?”.

Dijo Alejandro: “Voy a la India a conquistar el mundo entero”.

“¿Y después qué vas a hacer?”, preguntó Diógenes.

Alejandro dijo: “Después voy a descansar”.

Diógenes se rió de nuevo y dijo: “Estás loco. Yo estoy descansando ahora. No he conquistado el mundo y no veo que necesidad hay de hacerlo. Si al final quieres descansar y relajarte ¿Por qué no lo haces ahora? Y te digo: Si no descansas ahora, nunca lo harás. Morirás. Todo el mundo se muere en medio del camino, en medio del viaje”.

Alejandro se lo agradeció y le dijo que lo recordaría, pero que ahora no podía detenerse. Alejandro cumplió su destino de conquistador, pero no le dio tiempo a descansar antes de morir.

En esta página web he encontrado más anécdotas:http://www.nueva-acropolis.es/Filos-Humor/diogenes.htm

Esther dijo...

Vale, vale, Eva, me has convencido totalmente. Esta versión tan extensa y dramatizada, no la conocía,tendré que buscar entre mis antiguos apuntes para verificarla.
Yo conozco la versión corta del tonel.
¡ Lo que me haceis trabajar!.
Un cariñoso saludo

elgreco dijo...

Interesantes las aportaciones sobre Diógenes de Sínope. Permitidme que aporte un significativo diálogo de este Diógenes con el rey cario Mausolo, ambos en el reino de Hades, y que aparece en los Diálogos de los muertos de Luciano de Samósata:

Diógenes: ¿de qué presumes, cario, que te parece lógico recibir honores en mayor grado que todos nosotros?
Mausolo: De mi condición de rey, sinopeo, yo que fui rey de toda Caria... Y lo más importante es que tengo erigido en mi honor en Halicarnaso un monumento funerario de enormes proporciones, como no lo tiene ningún muerto, ni tan primorosamente terminado, con figuras de caballos y de hombres esculpidos con el máximo realismo en la piedra más hermosa; difícilmente podría uno encontrar un templo de esas características. A la vista de todo ello ¿no te parece que presumo con razón?
Diógenes: ¿de tu condición de rey, dices, de tu belleza y del peso de tu tumba?
Mausolo: Sí, por Zeus, de todo eso.
Diógenes: Pero, lindo Mausolo, no están ya contigo ni la fortaleza ni la hermosura de antaño. Al menos si eligiéramos un juez de nuestra hermosura, no sé yo decir muy bien en qué se basaría para dispensarle a tu calavera más estima que a la mía, que ambas están calvas, mondas y lirondas, y damos a ver la dentadura de forma semejante, estamos desprovistos de ojos y tenemos chatas las narices. Y en lo que a la tumba y a los fastuosos mármoles se refiere, posiblemente servirán a los habitantes de Halicarnaso para exibirlos y jactarse ante los extranjeros de tener un monumento importante. Pero tú, buen hombre, no veo yo qué ventajas sacas de él como no sea el afirmar que oprimido por unas losas de semejantes proporciones soportas un peso mayor que nosotros.
Mausolo: Así pues, todo eso no va a servirme para nada, ¿y Mausolo y Diógenes recibirán los mismos honores?
Diógenes: Los mismos no, amigo mío, no puede ser. En efecto, Mausolo no parará de gemir al acordarse de todos los bienes de la tierra en los que creía que radicaba la felicidad, en tanto que Diógenes no dejará de burlarse de él. El uno dirá que el sepulcro construido en Halicarnaso por Artemisia, su mujer y hermana, es suyo; Diógenes en cambio no sabe ni siquiera si su cuerpo tiene sepultura, pues le tiene absolutamente sin cuidado. Y ha dado que hablar a los hombres de bien por haber vivido, entérate tú, el más abyecto de los carios, una vida humana de más talla y asentada sobre base más sólida que tu sepulcro.

Como veis, el diálogo no tiene desperdicio.
Nótense los siguientes puntos:
1. Como dice al final Diógenes, hoy todavía nos acordamos de su estilo de vida.
2. Destaca el diálogo el valor uniformador de la muerte. Como escribía Horacio (Odas I, 4, 13) Pallida mors aequo pulsat pede pauperum tabernas regumque turris.
3. Nos sirve para saber de donde viene la palabra mausoleo.

Finalmente, a Eva que nos ofrece la anécdota de Diógenes y Alejandro, y a todos los demás, le invito a leer el diálogo 13 de la obra citada de Luciano que tiene a los mismos protagonistas y donde Diógenes pone a Alejandro de chupa de dómine (pregunta: ¿de donde viene esta expresión?) y Alejandro hace lo mismo con su preceptor Aristóteles

Isra dijo...

Bravo por tu contribución, elgreco, y por esas propuestas finales.

Yolanda dijo...

Vaya, pues de Diógenes actuales hay muchos. Jeje, si no tirasemos cosas que podrian valer no echarian los trastos a la calle. ^^

El Animal! dijo...

Tengo un amigo que ha muerto en Madrid. Cuando su hermana me llamó por teléfono para darme la noticia, inquirí:
-¿De qué falleció?
-Síndrome de Diógenes.
-¿Rodeado de basura?
-No, peor, rodeado de españoles.