viernes, octubre 13, 2006

Origen "real" de las sirenas



Difícil es dictaminar la procedencia de estos míticos seres. Por una parte, hay quien les atribuye un origen zoofílico, una terrible trasgresión entre dos especies que provocó la maldad que se les atribuye. Otras teorías, en cambio, intentan dilucidar otra procedencia. El francés Benoit de Maillet publicó en 1755 un libro dedicado a ellas.

En el volumen explica que puede tratarse de las supervivientes de una raza humana primitiva que se asentaron en las costas que van desde la Tierra del Fuego hasta Madagascar. Otros autores secundan esta teoría matizándola. Las sirenas podrían ser mujeres normales, dotadas para la natación, que conservaban una costumbre no muy bien vista por el resto de sus contemporáneos: la antropofagia. Por ello, seducían a los marineros para luego comérselos.
En casi todas las mitologías existentes, las sirenas son bellas y desinhibidas. El único defecto que tienen es el de no poder hablar. Emiten alegres sonidos que embriagan a cualquier mortal o hablan en lenguas incomprensibles que impiden la comunicación.
Lo cierto es que la razón ha ganado la batalla y pocos son los estudios serios que puedan desentrañar el misterio que esconden esas bellas ninfas marinas.
En los mitos griegos, las sirenas son una clase difusa que comprende varios seres que se distinguen por una voz musical y prodigiosamente atractiva; las representaciones artísticas más antiguas, que las muestran como aves con rostro o torso femenino, se deben probablemente a la asociación de las aves con el canto, así como al frecuente uso iconográfico de los seres alados para representar a los espíritus de los muertos. Muchas de las huellas gráficas más tempranas de las sirenas están en monumentos y ofrendas funerarias
Las sirenas son personajes mitológicos cuyo canto guiaban a los marinos, en sus aventuras por el mar, de hecho su apariencia física fue evolucionando, en la época griega eran representados como aquellos seres con la cara humana y cuerpo de ave, su transformación en criaturas mitad mujer, mitad pez, con la parte inferior recubierta de escamas, se remonta al parecer a la Edad Media y a los mitos griegos.
Aunque en la iconografía moderna las sirenas se representan por lo general como de abrumadora belleza, es probable que en la tradición clásica su único atractivo radicase en su voz, y que su apariencia fuese poco menos que monstruosa. Horacio, en la Epistola ad Pisones, hace mención a un híbrido de mujer y pez como un sujeto hilarante.

9 comentarios:

Ana dijo...

¿Sujeto hilarante? ¿Por qué?

Esther dijo...

Bonito desarrollo del tema, Noelia; por cierto...¿conoces alguna otra leyenda donde las sirenas o seres similares aparezcan?

noelitaa dijo...

mmmmm, la verdad que ahora no caigo en ninguno. pero si recuerdo alguno o lo encuentro por algún sito de internet y tal yo lo pongo por aquí. y gracias por el comentario esther!!!

anxuuu!!! dijo...

me gusta este blog... le doy unos 4 puntitos para la evaluacion continua asi!

maraya46 dijo...

wiiii, te doy !puntillo por poner la palabra Dudongos, jejeje. Ahora enserio, me gusto mucho este post y es dificil repartir los puntooos!

maraya46 dijo...

wiiii, te doy !puntillo por poner la palabra Dudongos, jejeje. Ahora enserio, me gusto mucho este post y es dificil repartir los puntooos!

noeliagi dijo...

Yo te pongo 1 puntillo por que me ha gustado mucho y me ha parecido interesante

berta dijo...

Te doy un punto porque has explicado bastante bien el tema. No conocia muy bien la historia de las sirenas pero ahora me queda más claro.

noelitaa dijo...

gracias por los puntos!!!!!