miércoles, mayo 20, 2015

¡Oh por Dios como odio las despedidas!


Podría escribiros un testamento pero...


(*Si queréis leer esto de manera más emotiva os recomiendo hacerlo escucuchando esta canción: ¿no os pone los pelos de punta como a mi?!
¡¿no os pone los pelos de punta como a mi?!*)

¡No es mentira eso de que odio las despedidas! De hecho, siempre que me acuerdo para despedirme utilizo un hasta luego, ya hablamos, o similares, pero si puedo evitarlo evito un adiós. 
¿No creéis que el adiós suena triste? A mí si, es como si nunca fuera a volver, y por suerte o por desgracia yo siempre vuelvo. 
Este año en referentes, con mis más y mis menos, me lo he pasado enormemente bien con trabajos sobre enfermedades, lipdubs (Javi aún espero para verlo... :D), trabajos sobre sátiros salidos, que por cierto la mayoría de mis personajes mitológicos eran medio hombres, medio monstruos u animales, que eran demasiados salidos y pervertidos, además de que le iba demasiado la juerga... ¿una indirecta? Quien sabe.

Os voy a enseñar a continuación el último trabajo que realicé con una compañera de clase, Cristina Ceva, que trata sobre mitos en el cine de la actualidad, que es uno de los trabajos que más me ha gustado debido a mi pasión por el cine, ya que según mis compañeros y Javi (profesor) me las he visto todas, y en la mayoría de los casos... pues sí, las he visto ¡para qué decir que no!





¡Espero que se entienda bien, si no aquí podéis consultarme dudas!
Por último quiero añadir que el hecho de haber dado por primera y última vez esta asignatura con un profesor tan adicto a la mitología como lo es Javi ha sido una gran experiencia, eso y el hecho de haber tenido unos compañeros de clase que en muchos aspectos son iguales o peores que yo. Las risas siempre han estado en nuestra clase, aunque muy de vez en cuando han estado demasiado presentes y el pobre Javi ha debido de quedarse con un dolor de garganta prolongado por nuestra culpa, pero qué le vamos a hacer si desayunamos todos los días lengua.
Una asignatura que echaré de menos, aunque no sólo la asignatura en sí, si no también momentos como ver películas, o series en las que aparecen escenas un poco subidas de tono y nos pongamos a hacer ruiditos riéndonos, o esos momentos gloriosos en los que yo me comía el bocadillo o lo que fuera que llevara en clase porque me moría de hambre.
¡Gracias por haber leído y visto mis trabajos y siempre nos quedará Twitter con el hastag #ReferentesClásicos! Que, aunque nos quiten esta asignatura, nosotros seguiremos con ella por las redes sociales :D



¡Gracias por todo compañeros, profesores, y gente del blog!