domingo, marzo 01, 2015

Jacob Jordaens

Jacob Jordaens fue un artista flamenco de la época del Barroco que nació en Amberes (Bélgica) el 19 de mayo de 1593 y murió el 18 de octubre de 1678. Fué un gran retratista y pintor hijo de un mercader rico llamado igual que el.
Le agradaba mucho la mitología clasica (y se cree que también la nórdica pero menos) y todo lo religioso ya que el lo era. Pero solo vamos a ver algunas de sus obras clásicas.

La derrota de los Titanes.


Este cuadro muestra el momento de la Titanomaquia en el que los Titanes son derrotados finalmente y Zeus los confina en el Tártaro arrojandoles rocas para que no puedan salir de allí. Esta hecho al oleo sobre lienzo.








La boda de Tetis y Peleo.

Aquí se observa el momento de la Boda de Tetis y Peleo, cuando la Diosa de la Discordia, ya que habian invitado a todos los dioses menos a ella, enfadada, lanzó una manzana dorada a la mesa que ponía "Para la más hermosa". Esto provocó el Juicio de Paris que dió lugar a la Guerra de Troya. Esta hecho al oleo sobre lienzo.






El Sátiro y el Campesino.
Este cuadro cuenta la historia de un Sátiro y un Campesino que se encontraban en una taberna hablando. Hacía frío y el campesino se llevó las manos a la boca para echarse el aliento y calentarse las manos. El Sátiro le pregunto que porque hacia eso y le respondió que era para calentarse las manos. Se sentaron en una mesa y al campesino le pusieron una sopa y el la sopló otra vez. El Satiro le volvió a preguntar que porque soplaba y el le respondió que para enfriar la sopa y entonces el Satiro le dijo: "no puedo considerarte un amigo, si dices que el mismo soplo calienta y enfría" 



La educación de Júpiter.
 Aquí se ve a Júpiter de pequeño que había sido escondido en la isla de Creta por su madre para que su padre no lo encontrara para devorarlo. En la imagen se puede ver como la Ninfa ordeña a la cabra mientras el Sátiro entretiene a Júpiter con una rama.






El castigo de Prometeo.
Prometeo fue uno de los Titanes que en un principio se puso del lado de los Olímpicos en la Titanomaquia. Pero después de eso Prometeo robo el fuego de los dioses para entregárselo a los hombres y fue castigado por Zeus, encadenado a una roca donde bajaba un águila por el día a devorarle el hígado y por la noche se le regeneraba para que, llegado el día de nuevo, el águila bajara y le devorara el hígado otra vez, así eternamente.









                                                           Jacob Jordaens (1593-1678)