domingo, octubre 10, 2010

"La maldición de Ondina"

El síndrome de hiperventilación congénita indiopático , conocido como "maldición de Ondina" es un enfermedad poco frecuente caracterizada por un control anormal de la ventilación en ausencia de una enfermedad pulmonar, neuromulcular, neurológica central o cardíaca evindeciable.


Se trata de un defecto primario del control autonómico que resulta de una inadecuada o ausente respuesta ventilatorai a la hipoxia y/o hipercapnia , presente desde las primeras horas de vida.
En general los pacientes tienen una vantilación adecuada despiertos, pero hiperventilan durante el sueño.

La denominada "maldición de Ondina" ha sido tomada de la clásica obra de Friedrich La Motte
Fauqué, Ondine, publicada en 1811, en la cual la protagonista, un hada llamada Ondina, hija de las aguas, al contraer amor con Hans, un mortal, si éste la engaña El muere y ella pierde la memoria de su amante. el la engaña al final y él muere, y al ser maldecido, le condena a morir por respirar solamente en sueños.

En la mitología germana-escandinava las ondinas tienen su correspondencia con las Náyades de la mitología griega.
En la mitología griega, las náyades eran las ninfas de los cuerpos de agua dulce (manantiales, lagos, estanques, arroyos, fuentes) encarnando la divinidad del curso de agua que habitan, de la misma forma que las oceánidas encarnan eran las personificaciones divinas de los ríos.


Sin embargo, en este síndrome hace referencia a las ninfas acuáticas de espectacular belleza que habitaban en los ríos, lagos, estanques o fuentes.




Este cuadro fue pintado por Gioacchino Pagliei, títulado Nayades.

1 comentario:

Ana dijo...

¿No hay ningún mito donde una ninfa se enamore de un mortal? Seguro que sí, a ver si lo encontramos entre todos y le cambiamos el nombre a ese síndrome para hacerlo clásico.