martes, mayo 26, 2009

¡Nada es lo que parece!

¡Hola a todos!

Al igual que mi compañero Xavi, el anuncio al que me dispongo hacer análisis, tiene como referente clásico "el mito de la caverna" de Platón .

Dicho mito se trata de una explicación metafórica, realizada por el filosofo griego Platón al principio del VII libro de La República, sobre la situación en que se encuentra el ser humano respecto del conocimiento. En ella Platón explica su teoría de cómo con cuatro tipos de conocimiento podemos captar la existencia de los dos mundos: el mundo sensible (conocido a través de los sentidos) y el mundo inteligible (solo alcanzable mediante el uso exclusivo de la razón).




He considerado que este anuncio de Renault tiene relación con el "mito de la caverna" de Platón, por algunas similitudes -según mi criterio- que he encontrado en el spot.

Al igual que en el mito, la situación del conductor del coche, es una situación de ignorancia, en la que se deja llevar por los sentidos, por las apariencias. El conductor, antes de comprar el coche, se halla en la situación en que se encuentran la mayoría de las personas ( mundo sensible ), pero una vez se sube al coche, experimenta una situación parecida a la que perciben los prisioneros de la caverna al hacer uso de la razón.
Una vez arranca el coche, el conductor se da cuenta de que nada es como parecía (educación) y le es difícil de asimilar que todo lo que creía conocer era falso. En este momento comienza a darse cuenta de que todo a su alrededor parece más antiguo subido en un Renault Megane ( mundo inteligible ).

Esta es mi explicación sobre el referente, en la que queda claro que, según el mito de Platón
nada es lo que parece, y si nos dejamos llevar por los sentidos y las apariencias, caemos en el error.

En el anuncio, el conductor pasa del mundo sensible al mundo inteligible una vez arranca el coche. Sé que parece absurdo, pero es mi visión del mito, y espero que quién lo lea no sea muy crítico conmigo. ;)





FIN

1 comentario:

Ana dijo...

¿Absurdo? Creo que a tu profesora de filosofía le encantará.
Me parece que está bien explicado y me alegro de que hayas encontrado esa referencia en un anuncio tan alejado de la filosofía y de lo griego. ¿Quién te hubiera dicho a principio de curso que terminarías escribiendo cosas así? :D