viernes, abril 10, 2009

Inteligencia artificial




Mi primer artículo sobre las películas y los referentes clásicos va a tratar sobre la creación de vida artificial. Uno de los mitos es el de Pigmalión que se basa en la historia de un joven que hace una estatua de mármol de una muchacha muy bella, tan bella y hermosa que pasaba las horas contemplándola y mimándola. Finalmente Pigmalión se enamora locamente de su estatua y le acaricia, le besa pero el quiere ir más allá y que la estatua cobre vida y sea su esposa. Un día la diosa Venus acude a su ciudad, llamada Amatonte, y el joven le ruega que si de verdad tiene tanto poder que convierta a su amada en un ser humano. Venus enseguida comprende la situación de Pigmalión y le da vida a la estatua.
Cuando vuelve a su hogar, Pigmalión besa por primera vez la estatua y nota que el frío del mármol ha desaparecido, de nuevo la abraza y la besa por segunda vez y nota que la dureza del material desaparece.
Después de dar las gracias más sinceras a Venus, Pigmalión se acuesta con la estatua y por fin cobra vida, la estatua siente el amor.

El segundo de los mitos es el de Prometeo, que trata de un titán constructor de hombres, quien valiéndose de la tecnología, el conocimiento, que posee después de robar el fuego de los dioses para entregarlo a los hombres como consecuencia de su amor por los mortales, y sus dotes para la escultura es capaz de crear vida. Prometeo no es tan sólo un aliado de los humanos sino que también es su creador. La situación no sera entendida por los dioses y Prometeo sera condenado aunque en algunas versiones del mito los dioses le perdonan. Este mito ha tenido fuerte influencia en la creación de obras como Frankenstein.


Bien, la película que tiene relación con el mito de Pigmalión se titula Inteligencia artificial del 2001, dirigida por Steven Spielberg. La película trata sobre un matrimonio formado por Henry (Sam Robards) y Mónica (Frances O'Connor) cuyo hijo se encuentra crionizado con la esperanza de que supere su enfermedad. Ante la ausencia de su hijo, la pareja decide adoptar a un niño-robot llamado David (Haley Joel Osment) creado por el profesor Hoby (William Hurt). Pero David no es un robot cualquiera, es capaz de amar y consigue hacerse con el amor y el cariño de la pareja. Más tarde, al recuperar la salud su verdadero hijo, deciden abandonar cruelmente al niño-robot en el bosque. David intentará por todos los medios posibles convertirse en un niño de verdad. En su estancia en el bosque conoce a Gigoló Joe (Jude Law), un robot con el que entablará una amistad e intentara encontrar a el hada azul para hacer realidad su sueño de ser un niño.

A continuación dejo el tráiler en inglés pero subtitulado de la película por si alguien no la ha visto, que se haga una idea:






Hay varios aspectos por los que he relacionado la película con el mito, la más evidente de ellas es que se crea vida artificial, una estatua que cobra vida, la creacion de seres humano y un robot que es capaz de amar. Otro aspecto es el hecho de que se busca la vida por cuestiones de amor, así Pigmalión quiere darle vida a su escultura porque se enamora, Prometeo crea vida por amor a los seres vivos como David, el niño-robot, quiere convertirse en un niño de verdad por amor a la familia que le adoptó y en su día, también le abandonó. Como ya habéis podido ver el amor es el único sentimiento que David siente y el mismo que le lleva a luchar por ser un niño de verdad y ser aceptado. Al igual que en el mito, el amar a la bella mujer de la escultura es lo que lleva al protagonista a desear y a suplicar la vida de esta.
Y por último, considero que tienen en común el hecho de que la vida del robot y de la estatua esté en las manos de seres, se podría decir, "superiores" como la diosa Venus o un hada con los poderes necesarios. En el caso del mito de Prometeo, uno de los requisitos que necesita para crear al hombre es el fuego que le roba a los dioses.

5 comentarios:

Ana dijo...

¿Y Prometeo qué tiene que ver en esta historia? Cuidado con los referentes que enlazas, si no lo explicas, no tiene sentido. Prometeo es pertinente en este artículo, ¿por qué?

Armando dijo...

Lo siento Ana no se si tienen algo que ver, seguro que no, verdad? Yo no veía que tuviese algo en común, me parecía extraño.
Lo tenía así apuntado, posiblemente me lo dijeron mal. Bueno, yo lo modifico y ya me dices como está.
¿Qué tal te ha parecido el resto de artículo?

Ana dijo...

Tienen que ver los dos mitos, el de Pigmalión que has explicado muy bien, y el de Prometeo. Lo que tienes que hacer es investigar sobre Prometeo y descubrir la relación para poderla explicar igual que has hecho con Pigmalión. Así será un artículo perfecto.

Armando dijo...

Para mañana lo tendrás perfecto, gracias por aclararmelo.

Alejandra dijo...

Son dos muy buenos mitos para explicar esa inquietud del ser humano por crear vida. Ahora hay un certámen artístico que premia obras con este referente de la Vida Artificial. En la página puedes ver multitud de ejemplos donde el mito se expande. Yo te recomendaría por ejemplo el trabajo ganador de la novena edición, de una chica argentina, Alexitimia, una escultura robot con incapacidad de emocionarse. Te dejo el enlace, a ver si te gusta! :) http://www.fundacion.telefonica.com/es/arteytecnologia/galeriavida/