miércoles, mayo 16, 2007

Pecado Capital : envidia

9 comentarios:

Berta dijo...

Siento no haber puesto este trabajo antes pero no podia subirlo.

Berta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Esther dijo...

Venga, Berta, que más vale tarde que nunca. Al menos has podido publicar tu trabajo.

Philomela dijo...

Com molts ja sabeu, la nostra parula "enveja" (en castellà "envidia") procedeix de la paraula llatina "invidia,-ae", formada sobre el mateix lexema del verb "video" (veure), més el prefix "in", que a més de negació també indica direcció i hostilitat (mirar malament?).
Concretament la paraula llatina "invidia" recull un conjunt de significacions impossible d'expressar amb una sola paraula de la nostra llengua; es tracta d'un terme de clara significació política que és una forma de justícia popular, un concepte que recull l'hostilitat de l'opinió pública envers a un fet polític o social; és una força dinàmica que, des del punt de vista del subjecte, implica les idees d'animositat, rancúnia, resentiment, hostilitat, etc., i des del punt de vista de l'objecte recull les nocions d'odiositat i difamació. Psicològicament considerat és un sentiment de base irracional, al qual s'oposa "ratio" en l'oposició irracional/racional, i "fides" i "gratia" com a sentiments positius, dins del nivell d'irracionalitat (Pösch, "Invidia nelle orazioni di Cicerone").
Espere haver aportat alguna cosa del vostre interés, encara que sé que açò és ben sabut per alguns membres de la vostra comunitat de "Secretos de Argos".

Isra dijo...

Y yo tengo "envidia sana" de Esther y sus "7 Magníficas".

elgreco dijo...

Después de subir al Antepurgatorio, Dante cae en un sueño y Santa Lucía, símbolo de la gracia iluminante, lo transporta ante la puerta del verdadero Purgatorio, a cuya custodia se halla un ángel; cada cornisa del segundo reino está guardada por un ángel. El Ángel custodio del Purgatorio graba en la frente de Dante con la punta de la espada siete P, que responden a los siete pecados capitales.
El poeta se encuentra después de los soberbios con los envidiosos que llevan el cilicio y tiene los ojos cosidos con un hilo de hierro. Recordad lo que ha dicho nuestra amiga la "golondrina" Philomela sobre la procedencia de la palabra.
Transcribo los versos 25-39 y 52-72 del canto XIII del Purgatorio de La Divina Comedia de Dante, en la traducción de Luis Martínez de Merlo en Cátedra:
y sentimos volar hacia nosotros
espíritus sin verlos, que invitaban
cortésmente a la mesa del amor.
La voz primera que pasó volando
"vinum non habent" dijo claramente,
y tras nosotros lo iba repitiendo.
Y aún antes de perderse por completo
al alejarse, otra: "Soy Orestes"
pasó gritando igual sin detenerse
Yo dije:"Oh padre, ¿qué voces son éstas?"
Y escuché al preguntarlo una tercera
diciendo:"Amad a quien el mal os hizo".
Y el buen maestro "Azota esta cornisa
la culpa de la envidia, mas dirige
la caridad las cuerdas del flagelo.
--------------------------------
No creo que ahora existe por la tierra
hombre tan duro, a quien no le moviese
a compasión lo que después yo vi;
pues cuando estuve tan cercano de ellos
que sus gestos veía claramente,
grave dolor me vino por los ojos.
De cilicio cubiertos parecían
y uno aguantaba con la espalda al otro,
y el muro a todas ellas aguantaba.
Así los ciegos faltos de sustento,
piden limosna en días de indulgencia,
y la cabeza inclina uno sobre otro,
por despertar piedad más profundamente,
no sólo por el son de las palabras,
mas por la vista que no menos pide.
Y como el sol no llega hasta los ciegos,
lo mismo aquí a las sombras de las que hablo
no quería llegar la luz del cielo;
pues un alambre a todos les cosía
y horadaba los párpados, del modo
que al gavilán que nunca se está quieto.

Nota: La frase latina "vinum non habent" = "no tienen vino", la pronunció la Virgen María en las bodas de Caná. Se dirigía a su hijo Jesús, para que éste hiciera algo por esos novios a los que se les había acabado el vino en el convite. Es una invitación al ejercicio de la caridad.
En efecto, la envidia atenta contra la caridad y eso es mucho decir.
Píndaro en la Olímpica VIII, 55 dice:
"que la envidia no me arroje su tosca piedra".
En al Apología de Sócrates de Platón, 28 a leemos:
"Lo que decía antes, a saber, que se ha producido gran enemistad hacia mí por parte de muchos, sabed bien que es verdad. Y es esto lo que me va a condenar, no Meleto ni Ánito sino la calumnia y la envidia (φθόνος) de muchos".
En el Menéxeno, 242 a de Platón leemos:
"Pero una vez hecha la paz, y cuando nuestra ciudad gozaba de respeto, le llegó lo que suele suceder de parte de los hombres a los que tienen éxito: primero una rivalidad y, después de esta rivalidad, una envidia".
Aquí Platón diferencia entre la rivalidad, la emulación, de carácter positivo, porque pretende imitar lo bueno de los demás (en griego ζῆλος), de la envidia, claramente negativa y rechazable.
Por eso, es una contradictio in terminis la expresión "envidia sana" ¿o no?
Para concluir, el viejo Aristóteles (Ética a Nicómaco, 1106b-1107a):
"Es, por tanto, la virtud un modo de ser selectivo, siendo un término medio relativo a nosotros, determinado por la razón y por aquello por lo que decidiría el hombre prudente. Es un medio entre dos vicios, uno por exceso y otro por defecto, y también por no alcanzar, en un caso, y sobrepasar, en otro, lo necesario en las pasiones y acciones, mientras que la virtud encuentra y elige el término medio. Por eso, de acuerdo con su entidad y con la definición que establece su esencia, la virtud es un término medio, pero, con respecto a lo mejor y al bien, es un extremo.
Sin embargo, no toda acción ni toda pasión admiten el término medio, pues hay algunas cuyo nombre implica la idea de perversidad, por ejemplo, la malignidad, la desvergüenza, la envidia; y entre las acciones, el adulterio, el robo y el homicidio".

Esther dijo...

Isra, en el blog no solo hay 7 magníficas, sabes que hay muchos más, pues tanto los de Benicàssim como los de Elx son igual de magníficos ¡Faltaría más!

Isra dijo...

JAJAJAJA,
¡Eso ya lo sé!
Mejor me callo los pecados que me inspiran los de Benicàssim.

noe dijo...

Por fin ya has podido colgar tu trabajo. Esta muy bien me ha gustado mucho.