miércoles, enero 31, 2007

Troya según William Shakespeare y Lope de Vega

Esto es lo que dice Shakespeare sobre Troya en su libro 'La violación de Lucrecia'.

¿Por qué el placer particular de uno solo
se transforma en general calamidad de tantos?
Que el pecado de uno caiga tan solo
sobre la cabeza del infractor;
que las almas sin culpa se vean libres del dolor culpable.
Por el crimen de uno ¿por qué tantos han de perecer
sufriendo todos por un pecado individual?

Mira, aquí Hécuba llora, aquí Príamo muere,
aquí se desvanece el varonil Héctor, aquí se desmaya Troilo,
aquí, juntos, los amigos yacen en sangrientos charcos
y un amigo a otro inflige insensatas heridas
y el deseo lujurioso de un hombre todas estas vidas destruye.

Si el tierno Príamo hubiese ahogado el deseo de su hijo
Troya con fama hubiese brillado y no con fuego.

A continuación escribo el poema de Lope de Vega:

Fue Troya desdichada y fue famosa,
vuelta en ceniza, en humo convertida,
tanto que Grecia por quien fue vencida
está de sus desdichas envidiosa.
Así en la llama de mi amor celosa
pretende nombre mi abrasada vida,
y el alma en esos ojos encendida
la fama de atrevida mariposa.
Cuando soberbia y victoriosa estuvo
no tuvo el nombre que le dio su fama;
tal por incendios a la fama sube.
Consuelo entre los míseros se llama,
que quien por las venturas no la tuvo,
por las desdichas venga a tener fama.

Como habreis leído los poemas os habreis dado cuenta que explican la guerra de Troya de forma diferente. Shakespeare se centra en el personaje de Paris ya que dice que por su desliz se produjo la guerra. En cambio Lope de Vega se centra en la guerra en general y en los efectos que tiene después de producirse tal catástrofe, ya que se conoce más a la ciudad de Troya por ser vencida que a Grecia por vencerla.
EvaII
I.E.S. Matilde Salvador (Castellón)

2 comentarios:

esther dijo...

Muy bien estos referentes literarios, me gusta la idea de comparar dos relatos diferentes acerca del mismo hecho y sobre todo la conclusión.

TRIARIVS dijo...

Sinceramente excelente la comparación (además del resto de los artículos) ojalá yo alcance algún día tu nivel cultural.