martes, octubre 24, 2006

La llegada de Ulises

-Hacia allí voy, hacia mi tierra querida ¡Itaca!, aguardo con impaciencia mi llegada tras largos años de viaje, ardo en ganas de ver a ese hombre que es mi hijo, el cual dejé siendo sólo un niño, no entran en mi las ganas de ver a mi amada esposa Penélope, la cual, segurá siendo igual de hermosa...

-Pero al llegar a su hogar, vio que aquella mujer qu antes se moría por él, no le amaba y dijo...

-¡Maldita guerra!, ¡me trajiste la glória entre los hombres, y la desgrácia en mi hogar!

5 comentarios:

Isra dijo...

Preciso y conciso. buena conclusión. Me gusta.

mertxu dijo...

una vez leí que la Odisea se podia describir como el viaje de Odiseo desde la mujer amada (Calipso) hacia la esposa (PENÉLOPE. ¿FUE LA GUERRA QUIEN SEPARÓ A ODISEO DE PENÉLOPO O FUE EL MISMO?

Rosana dijo...

es genial ^^, es corto pero concentrado, estupendo n_n

Isra dijo...

Fueron los acontecimientos, Mertxu, aunque Odiseo renoloneara y hubiera que darle la dosis de recuerdo:¡qué mente tan frágil para ser la personificación de la astucia!
Cuando encontraba a una Penélope cualquiera se dejaba llevar, olvidando a "su" Penélope: cuando no hay pan, buenas son tortas. Y si la "torta" era como yo me imagino a Calipso (Vanesa Williams me tiene loco) se comprende. A Penélope no llego a imaginármela. Me pondré a ello.

maria jesus dijo...

Hola,quiero que sepas que tu articulo me ha gustado bastante,me parece que aunque es breve,recoge muy bien los sentimientos pasionales de Ulises,ya sabes el dicho"lo breve dos veces bueno".Buen trabajo.María Jesús.Elche